Futbol y transgénero

Hay personas que se sienten atrapadas dentro de su propio cuerpo, al que no reconocen como suyo. No les pertenece y se identifican con un género diferente a su sexo asignado. Como cualquier ser humano, pueden ser lo que quieran, aunque en el futbol apenas son conocidos algunos casos. 

Fue en 2016 cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) aprobó que los deportistas transgénero participaran en competencias bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, el  mantener sus niveles de testosterona a determinados niveles. 

Con la validación del COI, los atletas valieron su derecho a la identidad sexual. Aunque existe la polémica de si tienen ventaja física sobre las demás personas participantes. La discusión continúa y aún no hay una reglamentación clara para deportes como el futbol. Mientras tanto, siguen ganando espacios. 

Futbol y transgénero en el futbol argentino: Mara Gómez 

La Asociación de Futbol Argentino (AFA) podría fichar a la primera jugadora trans. El equipo Club Atlético Villa San Carlos incorporó a Mara Gómez a su plantel en enero de 2020. Aún no tiene contrato, pero espera su acreditación con el nombre de Mara por parte de la AFA.

“Significaría la inclusión de las personas trans no solo en lo deportivo, sino en cualquier ámbito”, dijo para el diario El País. Sería una victoria después de que desde su adolescencia la discriminaran por cambiar de género. 

Los insultos no fueron ajenos en el mundo del futbol, deporte que practica desde los 15 años. Antes de llegar al Atlético Villa San Carlos, la jugadora fue capitana con el Club Malvinas, de la Liga Amateur Platense, fundada en 1913 y que abarca a La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena y Punta Indio. 

También te puede interesar: Garrincha: la estética de la diferencia

A Mara le gusta ir adelante. En Malvinas ganó un bicampeonato y fue campeona de goleo en el Apertura y Clausura 2019. Además tiene toda la reglamentación establecida en la Ley de Identidad de Género, de la que Argentina fue pionera.

La reglamentación, promulgada en 2012, garantiza el derecho a la identidad de las personas trans ya que establece poder cambiar de datos personales, como fotografía, nombre y sexo, en las identificaciones oficiales. Además de garantizarles el acceso a  intervenciones quirúrgicas parciales, totales o a tratamientos hormonales: “Para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa”, como dice la Ley 26.743. 

Mara sabe que “el futbol no solo se trata de hormonas” y desea que su caso sea uno de muchos para la apertura. Ojalá que en el futuro tanto los chicos como las chicas hagan lo que les gusta sin sufrir discriminación y exclusión”, mencionó para El País.

Mara logró debutar con Villa de San Carlos en la Primera División de la Liga Argentina Femenil en diciembre del 2020, algo histórico, pues se convirtió en la primera futbolista trans de aquel país en hacerlo.

Dalex Ariadna Gallozo

En un país cuyas calles saben a la magia de Di Stefano, Maradona o Messi, Dalex Ariadna Gallozo no sabía nada de futbol, hasta que entró a la liga de su trabajo en el Hospital Perrando. Se convirtió en la primera futbolista transgénero de la Primera División en la provincia del Chaco en la ciudad de Resistencia, Argentina. 

Dalex milita en la escuadra Chaco For Ever, a la que seguía de cerca desde 2018. Un año después las vio coronarse campeonas y sus deseos de pertenecer al equipo incrementaron, no era la primera ocasión en que pisaba una cancha de Resistencia, que agrupa a tres localidades argentinas. 

Del torneo barrial de futbol 8 en la escuadra Canallas del Sur, a veces los visita. De los 14 equipos participantes, solo uno se negó a compartir terreno de juego con ella. Para ella, la explicación radica en que “los empresarios tienen una mirada machista que deben deconstruir, nosotras aparecimos en el futbol para que eso se empiece a caer… para que nuestras cuerpas se visibilicen y ocupen lugares que mucho tiempo nos fueron negados, sobre todo a las personas trans y travestis”, dijo para Diario TAG. 

“Acá lo que importa son las ganas de hacer deporte”

La instrumentadora quirúrgica entrenó hasta llegar al club de sus amores, lo vio crecer desde que el estadio Juan Alberto García tenía gradas de madera  hasta su remodelación. Ahora pertenece a él, al equipo femenil, sin importar sus diferencias.

“Acá la genitalidad y la sexualidad no tienen nada que ver. Acá lo que importa son las ganas de hacer deporte y la importancia de una persona de pertenecer a un club o un equipo”, dijo para el diario El Norte. 

Su incursión como persona que se identifica con un género diferente a su sexo asignado es histórica en la Liga Chaqueña: “Acá nosotras estamos todas compitiendo y las ventajas tienen que ver con el sacrificio y el trabajo que cada uno realice en pos de los éxitos deportivos y los desafíos que uno se proponga”.

Dalex compite con su nueva DNI, que la identifica como mujer. Al respecto, el presidente del club, Héctor Gómez, declaró para Diario TAG que muchas veces Dalex no podía participar en los partidos por carecer de una identificación como mujer

Alba Palacios

Álvaro es otro caso en el que futbol y transgénero se encuentran. Antes se levantaba todos los días con el deseo de ser mujer. Lo consiguió después de estar año y medio en tratamiento hormonal. Ahora es Alba Palacios Pérez, futbolista de Madrid Club de Futbol Femenino. 

A los siete años Álvaro empezó a vestir con ropa de niña. No entendía qué pasaba y uno de sus refugios fue el futbol. Lo consideraba divertido y tuvo éxito. Entró a la Tercera División Española con la escuadra Pozuelo de Alarcón, lo abandonó a sus 24 años

Alba tuvo problemas personales y olvidó el deporte por un tiempo. Pero dicen que, en ocasiones, nunca es tarde para volver. A sus 32 años ingresó a la escuadra madrileña K-2 de Majadahonda. En 2017 inició su tratamiento hormonal. Un año antes le dijeron en el hospital Ramón y Cajal que tenía distrofia de género. 

Al principio, en casa, no aceptaron del todo su decisión. Su madre la cuestionó: “¿Y a ti qué te pasa? ¿Me tomé un yogur caducado durante el embarazo?”, de acuerdo con la entrevista para el diario La Vanguardia

Con su pareja sentimental la situación fue más sencilla. La aceptó. Entonces Alba fue la primera futbolista trans avalada por la Real Federación de Fútbol Madrileña al fichar en 2018 con el equipo de Las Rozas

Para ella, no hay diferencias físicas. “Hay chicas en mi equipo con más potencia que yo, capaces de tirarme al suelo. Nadie sabe lo que he pasado con el tratamiento: náuseas, calambres y pérdida de masa muscular. Ahora, cuando me dan un golpe, me salen unos moratones tremendos por el chute de estrógenos”, mencionó para El País. 

Su entonces entrenador admitió que las capacidades de Alba no se miden por su testosterona, sino por las capacidades desarrolladas en su vida y tampoco dependen de su sexo. 

Alba migró al Samper en 2019 y actualmente juega para Madrid CFF. Seguirá en las canchas… “No se trata de vivir, sino de sentirse viva”, escribió en uno de sus mensajes en Twitter.

Marcos Rojas

Unión del Suburbio es el club de Marcos Rojas, hombre transgénero que juega de nueve y que no deja de ser elogiado por su entrenador: “Es un 9 de área, no le pidas mucho que recupere. Corre, tiene buen dominio de pelota, es rápido. Le pega bien, es diestro. Va a andar bien”.

Aunque todo parece indicar que en su actual club las cosas van bien, en Juvenil del Norte, el equipo para el que jugó antes, no fue su mejor experiencia. Apenas duró un mes ahí, debido a que sufrió de burlas por parte de sus compañeros Declara que le decían que “El fútbol está hecho para hombres“.

Aunque en este momento se entrena con la Sub 20, su entrenador asegura que tiene las condiciones necesarias para llegar al primer equipo. “Este chico se las trae. Mete, corre, pone, va para adelante”, dice Osvaldo Fernández, director técnico de la escuadra.

Las historias anteriores son testimonio de como la pelota y el campo comienzan a abrirse. Poco a poco los espacios empezarán a ser tomados por la diversidad, y cuando se mire hacia atrás, nombres como el de Mara o Marcos serán los referentes que abrieron un camino que en algún momento parecía ominosamente lejano.

 

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a

Comentarios