Los Pumas son utilizados como un símbolo universitario, eso es un hecho. Claro está, que esta opinión no la comparten el 100% de los aficionados al futbol. Sin embargo, la directiva auriazul ha fundado en esta mística gran parte de su historia. Misma que se ha ligado con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De hecho, la relación Pumas – UNAM ha sido sumamente redituable para la escuadra auriazul.

Los hechos: la UNAM subsidia gastos de Pumas

El 30 de agosto de 2019, el portal Aristegui Noticias publicó La cara desconocida de Pumas: privatización de recursos de la UNAM y subsidio permanente. Reportaje en el que Mauricio Romero detalla los nexos económicos entre ambas instituciones y las cantidades de dinero que recibe el equipo de futbol.

Ahora bien, la historia comienza en 1930 cuando la UNAM intentó crear un equipo de futbol para convertirlo en un vehículo de identidad, al igual que el modelo estadounidense. A pesar de estos intentos el proyecto deportivo cuajó 20 años después. Pues la UNAM se hizo del club Universitario, de acuerdo con Romero esta transacción se concretó en 1956 por 240 mil pesos (20 mil pesos de aquella época).

Para 1962 el club ligado a la UNAM, ascendió a primera división. Bastaron 15 años para que la Universidad resintiera los que implica un equipo, por lo que diseñaron un modelo para separar al equipo de los gastos pero mantener el nexo identitario con la escuadra. Mismo que se dio a conocer en 1977, cuando Pumas surgió como una Asociación Civil, es decir de carácter privado.

A partir de entonces la relación entre ambas instituciones tuvo en la figura del Patronato universitario un puente en el que se dialoga con la UNAM sobre a la continuidad de dirigentes y se administran los ingresos del club. De hecho en 2017 el periodista Iván Pérez detalló en el Economista, que el club no se ve obligado a mostrar los estados financieros a la UNAM por el carácter de AC.

Te puede interesar: Relación Pumas y la UNAM, La Reimers Apunta

Por otro lado, en el mismo artículo se deja en claro que Pumas le tiene que dar dinero a la UNAM por conceptos de: Uso de marca y por jugar en El Estadio Olímpico Universitario. En lo que respecta al uso comercial Pérez señaló: Este acuerdo entre la UNAM y el equipo de futbol detalla que entre el 2016 y el 2018 el club dará 5 millones de pesos y recibiría regalías entre 20 y 30.5% de los ingresos por la comercialización (lo cual hasta ahora no ha ocurrido).

Caso similar al del uso del Estadio, pues en esencia Pumas debe pagar 35 mil pesos por el uso del estadio, sin embargo, los mismos Pumas le cobran a la UNAM por utilizar la pantalla instalada en el inmueble.  De acuerdo con la investigación de Mauricio Romero el club cobra entre 19 y 24 mil pesos por el uso, es decir más del 50% de lo que el club tendría que pagar por el uso del estadio.

Para dimensionar esto recurrimos al ejemplo de Aristegui Noticias: en la temporada de la Liga Mayor 2014-2015 la asociación privada cobró 126 mil 672 pesos por operar la pantalla en los juegos de futbol americano. En pocas palabras los Pumas recuperan/ganan dinero del uso del Estadio Universitario.

Otro ejemplo del dinero que la UNAM le da a Pumas es por el concepto de entradas. En un primer momento el periodista Omar Flores de ESPN, señaló que en la temporada 2017-2018 el club recibió un total de más de 19 millones de pesos. Las entradas detalladas por la investigación son dadas para STUNAM (sindicato de trabajadores de la UNAM).

Continuando con el mismo caso, Mauricio Romero de Aristegui Noticias señaló que la UNAM paga 26 millones de pesos en entras de Liga MX y Copa MX, bajo el siguiente argumento: El objeto del presente convenio es la colaboración entre la UNAM y el club para la obtención de boletos para los partidos de futbol soccer que realice el equipo Pumas durante los Torneos de Liga Apertura 2018 y Copa MX, con el propósito de difundir y fomentar este deporte entre la comunidad universitaria.

En resumidas cuentas los ingresos que obtiene  el club de la UNAM son mayúsculos. Hablamos de 338 908 980 pesos, es decir 17 220 284 millones de dólares. Estas cifras corresponden al período 2014-2019 (con la salvedad que en 2019 solo se cuenta el Clausura 2019).

¿Ese dinero se refleja en lo deportivo?

Teniendo en cuenta estas cifras nos preguntamos, ¿en qué podría usar ese dinero Pumas? Para resolver esto atenderemos exclusivamente a lo deportivo. Por ese motivo evaluaremos qué jugadores pudieron ser fichados con el dinero que la UNAM le dio al club y cuál fue el rendimiento del equipo en ese año.

En cuanto al 2014, la máxima casa de estudios le otorgó a Pumas 54 212 420 pesos, 2 754 584 de dólares, mismos que no utilizaron en ningún fichaje en el periodo 2014-2015 detallado por Transfermrkt. El dinero fue íntegro para la caja del club. En cuando al desempeño, sabemos lo siguiente: En el Clausura 2014, Pumas obtuvo 25 puntos que lo sitiaron en el tercer lugar de la competencia. Aunque en la liguilla fueron eliminados por Pachuca.

Te puede interesar: Ares de Parga “el dos caras”

Para el Apertura 2014, la escuadra auriazul, obtuvo 24 puntos y entró a la liguilla en el lugar 8 del torneo. En cuartos de final fueron eliminados por América. Ahora bien, el balance deportivo de ambos torneos nos dice que de 102 puntos posibles, Pumas alcanzó 49, es decir su efectividad fue de 48.08 %. Sin embargo, ni el dinero, ni la efectividad se reflejaron en títulos.

Para el 2015 la UNAM le dio al club una cifra que alcanzó los 3 109 551 de dólares. Monto que también se fue a la caja, porque el periodo 2015-2016 no se registraron altas para los Pumas, en pocas palabras la institución contaba con un acumulado de 5 864 135 de billetes verdes.

En lo deportivo, Pumas se quedó fuera de la liguilla en el Clausura 2015, al quedarse en el lugar 13 de la clasificación con 22 puntos. Sin embargo al siguiente torneo, los auriazules se hicieron con el liderato del Apertura 2015 con 35 puntos. A pesar del buen paso, los Pumas no pudieron quedarse con la copa, pues cayeron ante Tigres.

Al siguiente año el equipo de futbol recibió, 3 737 163 de dólares. A diferencia de los años anteriores, para el periodo 2016-2017 Pumas gastó 3 442 420 en Nicolás Castillo, en pocas palabras, al equipo aún le quedaban 6 158 878 de dólares, si sumamos las cifras anteriores. Ahora bien en los torneos correspondientes al 2016, Pumas solo clasificó a liguilla en el Apertura 2016 quedando en cuartos de final.

Te puede interesar: ¿Conoces el significado del escudo de Pumas?

Las cosas empeoraron para los torneos Clausura y Apertura 2017, pues la escuadra fue lugar 17 y 18 respectivamente. Pumas solo sumó 31 puntos. Por otro lado, el club recibió 276 807 mil dólares, que sumados a los fondos de los años pasados dan como resultado 6 435 685. Fondos que se vieron mermados por la inversión en el periodo 2017-2018 que fue de 4 552 147.

Para el 2018 los resultados deportivos mejoraron, pues salieron del fondo de la tabla para alcanzar en ambos torneos liguilla. Lamentablemente en ambos torneos fue eliminado por América. En pocas palabras, la inversión no se vio reflejada. Sin embargo y para pasar las penas, la UNAM en 2018 le dio 3 778 771 y en lo que va del 2019 la Universidad le ha dado 1 880 022 dólares.

En resumidas cuentas, del presente ejercicio, Pumas cuenta con 7 542 331 de dólares que pudo usar para reforzar al club, o bien, para financiar un verdadero proyecto deportivo. Cabe recordar que este dinero salió íntegramente de la UNAM, no contamos ni derechos televisivos, ni  patrocinios, ni el dinero que Pumas recibió por fichajes.

Ahora bien, ¿qué buscamos con este ejercicio? Lo que pretendemos es magnificar los gastos que la UNAM ha hecho en un equipo que no le genera un beneficio económico sustancial. Pretendemos que los aficionados a Pumas (dentro de los que se encuentra quien escribe) dimensionemos lo irregular que es la gestión del dinero, pues claramente el club no lo ha podido capitalizar en lo deportivo. Esperamos que el manejo sea transparente y que la UNAM evalué si está haciendo lo correcto al otorgar estás licencias a PUMAS.

Por: José Macuil García  

Comentarios