Maccabi Haifa
Maccabi Haifa, el futbol israelí en la Champions League

El Maccabi Haifa recibió al Paris Saint-Germain en la jornada 2 de la fase de grupos, así que el conjunto representó al futbol de Israel en la Champions League. Uno de los equipos que hace apenas 20 años formaron parte de la confederación europea tras el rechazo de los países árabes y asiáticos para competir con ellos en el balompié tras la tensión política con Palestina.

El Maccabi Haifa participa por tercera ocasión en la Champions League, por lo que se enfrentó a personalidades como Leo Messi, Neymar y Kylian Mbappé en la primera ronda como parte del Grupo H. El conjunto israelí es un club modesto a pesar de ser de los cuatro grandes de su país junto al Maccabi Tel Aviv, Hapoel Be’er Sheva y Hapoel Tel Aviv, los más ganadores de la liga.

Maccabi Haifa
El Maccabi Haifa es el segundo equipo más ganador de Israel con 14 títulos

La diferencia que el Maccabi Haifa se encontró frente al PSG fue notable, pese a la chispa de esperanza que encendió el gol de Tjaronn Chery al minuto 23. Pues mientras todo el cuadro israelí tiene un valor de 20.2 millones de dólares, solo el francés Nordi Mukiele, de 24 años, está cotizado en el mismo monto según Transfermarkt

Por lo que el Maccabi Haifa está muy por debajo de los 888 millones del conjunto de Christophe Galtier, casi 40 veces menos de lo que vale su cuadro completo. Sin embargo, ¿Qué más hay detrás del cuadro israelí que participa por tercera ocasión en la Champions League?, ¿Por qué participa en una competencia de la UEFA a la que geográficamente no pertenece?, ¿Cómo es su relación con jugadores palestinos?, ¿Cómo ha impactado la guerra de Israel con Palestina en su futbol?

¿Por qué el Maccabi Haifa de Israel juega en la UEFA?

Aunque hablemos de la Liga Premier de Israel, la número 23 del ranking según la IFFHS, su balompié ha estado estrechamente condicionado por su tensión política con Palestina y otros países musulmanes. Por lo que desde el Mundial de Suecia de 1958 han sido rechazados por algunas selecciones, al grado de negarse jugar contra ellos como Turquía e Indonesia. Así que la fricción contra países de la Confederación Asiática de Futbol (AFC) los limitó desde hace décadas.

Por lo que tuvieron que pasar casi 15 años para que finalmente la AFC decidiera expulsarlos de la confederación con 17 votos a favor de su salida, 13 en contra y 7 abstenciones. Así que sin importar que representó a esta en el Mundial de México en 1970, la organización los echó 3 años después de la Copa del Mundo en territorio azteca.

Aunque esto sucedió en 1973, tuvieron que pasar otros 19 años para que Israel formara parte de la UEFA tras la intervención de la FIFA en el conflicto. Por lo que desde 1992 el futbol israelí no solo participa en las eliminatorias europeas, sino también en competencias a nivel clubes como la Champions, Europa y Conference League. En las que han acudido equipos como el Maccabi Haifa y el Maccabi Tel Aviv.

Así ha pesado la ideología del Maccabi Haifa en su futbol

El Maccabi Haifa siempre ha sido entendido como un conjunto relacionado al judaísmo aunque esta religión no sea factor de contratación de jugadores. Sin embargo, la palabra Maccabi en hebreo ha aparecido en el escudo del club en forma de Estrella de David, relacionada a esta cultura con gran arraigo en Israel.

Aunque el club y en general la liga se ha mostrado “ajeno” a los conflictos políticos y sociales con respecto a Palestina, su identidad no puede escapar de ellos, siendo objeto de insultos religiosos. Como en su última visita a Alemania, cuando disputó un duelo contra Unión Berlín en 2021 que terminó con el veto de por vida de una persona debido a que un grupo de aficionados hizo saludos nazis contra el Maccabi Haifa y gritos antisemitas.

Asimismo, en 2014, acudieron a Austria y la afición local pro palestina decidió saltar a la cancha y golpear a los jugadores del Maccabi Haifa. Por lo que haga lo que haga el club para mantenerse al margen, el conflicto extra cancha entre el Estado de Israel y Palestina se permea en el vestidor. La actualidad política y tensiones que el país ha tenido con otras naciones vecinas condicionan quién es parte del club.

Entonces, a pesar de no existir una prohibición explícita, el Maccabi Haifa no ficha palestinos para evitarse problemas de vestidor y con su afición. Los extranjeros que llegan tienden a no ser musulmanes, como por ejemplo: el argentino Daniel Brailovsky y el paraguayo Dante López.

Los retos que tienen en la Champions League

El Maccabi Haifa calificó a su tercera Champions League, resultado de vencer 5-4 a la Estrella Roja de Belgrado con un autogol al minuto 90 de Milan Pavkov. Por lo que aunque su partido fue agónico y desató la euforia, la sonrisa pareció desvanecerse cuando vieron el grupo que les tocó en la primera ronda: Paris Saint-Germain, Juventus y Benfica.

En el Grupo H de la Champions destaca que se medirá ante clubes históricos como la Vecchia Signora de Turín, así como el cuadro portugués, ambos con una ‘Orejona’ en sus vitrinas. Mientras que su segundo gran reto, tras caer 2-0 contra el Benfica, sería sacar un resultado positivo en casa cuando se midiera ante el PSG.

Sin embargo, lejos de lo que pudo ocurrir en la cancha del Estadio Sammy Ofer, donde cayeron 3-1, los jugadores del cuadro israelí veían a los contrarios de abajo para arriba. Tanto así que cuando el extremo Omer Atzili supo que se enfrentaría al PSG, ‘pidió’ la camiseta de Leo Messi o Neymar mediante Instagram.

Fuera de lo meramente deportivo, el Maccabi Haifa es la fiel representación de los conjuntos que más allá de un resultado en la Champions, siguen cargando con el peso de una ideología que los persigue por más que traten de huir de ella. Cuando el balón nos enseña que se juega más que 3 puntos en la cancha.

Por Samantha González / @ssmanthaglez

Comentarios