Chivas Femenil
Chivas Femenil

Con la salida de Norma Palafox, Chivas Femenil suma once bajas en cara al siguiente torneo. Además de la delantera y goleadora histórica de la institución, también Andrea Sánchez y Daniela Pulido, quienes consiguieron el primer y único título de la categoría femenil en 2017, junto a María Sánchez, quien asistió en la mayoría de los goles de este torneo y fue considerada como uno de los fichajes bomba del 2020, son las salidas más inquietantes del plantel.

El equipo atraviesa una evidente reestructuración con el propósito de mantener a Chivas dentro de los mejores ocho de la liga. No obstante, las bajas son significativas y avistan a un momento de incertidumbre sobre el futuro de Chivas.

Si bien el conjunto no ha vuelto a llegar a la final desde el Apertura 2017, ya que solo ha avanzado a la semifinal en el Apertura 2018, y ha caído dos veces contra América en cuartos, el panorama empieza a nublarse para las tapatías y su directora deportiva, Nelly Simón

Tras perder en la primera fase de este certamen, Chivas dio las gracias, primero, a ocho jugadoras. Dejó libres a cinco: Daniela Pulido, Guadalupe Velázquez, Gabriela Huerta, Samara Alcalá y Janelly Farías; y en calidad de transferibles a tres más: Priscila Padilla, Andrea Sánchez y María Fernanda Ayala.

Leer más: Nayeli Rangel: el futbol femenil como bandera

Daniela Pulido salió el 8 de diciembre, cuatro días después de que su club comunicó su salida, grabó un video en donde explicó no solo cómo sucedió esto, sino también por qué, a sus 20 años, decidió retirarse del futbol. Recalcó que por la falta de minutos, derivado de que no tuvo la oportunidad de jugar por decisiones de la directiva, afectó en su confianza como jugadora.

También, agregó que pese a ser jugadora profesional, ganaba 4,000 pesos al mes, con lo cual no podría tener abasto con dicho monto. Aquí el tema de los sueldos volvió a causar debates e indignación sobre lo que los equipos grandes llegan a pagarle a sus futbolistas.

Andrea Sánchez, también campeona y referente de las rojiblancas, agradeció a Chivas y narró que en enero próximo se cumplían cuatro años de que asistió a las visorías del club al que perteneció desde entonces. No obstante, pese a sumar poco más de 7,000 minutos jugados en Chivas, es de las jugadoras que saldrán de la institución.

Antes del juego de vuelta contra el América, Sánchez posteó en redes que no había sido convocada al partido por cuestiones que desconocía pero respetaba. Agregó: “No solo se perdió la oportunidad de levantar una copa, se pierden las ilusiones de creer que trabajando arduamente se pueden cumplir los sueños, se pierde la confianza de saber qué haciendo fútbol bastará”, como respuesta a que no la llamaron para el duelo. 

Leer más: Carla Rossi y su barco queretano

El 10 de diciembre, María Sánchez, la líder de asistencias del conjunto, y Nicole Pérez comunicaron que no renovarían con las del Guadalajara. Así, poco a poco, la situación se empezó a ver más difícil para las tapatías. 

Todavía no inicia el torneo y Chivas ya tiene nuevos retos. Aunque Edgar Mejía cumplió con llegar a la fiesta grande, quedó el sabor amargo de su rápida eliminación de esta. Ahora, el objetivo será el mismo aunque con las bajas, se vuelve más complejo el camino que deberán trazar con las jugadoras que seguirán en la plantilla, donde destaca la goleadora Alicia Cervantes.

Cuando Nelly Simón arribó a la dirección deportiva, un halo esperanzador llevó a las instalaciones del club. No obstante, a año y medio de estar al frente, se le ha criticado por lo que ha hecho con Chivas Femenil, en donde, recientemente, se le ha acusado de desmantelar al conjunto rojiblanco.

Después de anunciar la salida de María Sánchez y Nicole Pérez, la directora en entrevista para Chivas TV, señaló que no tratarían de retener a ninguna jugadora que no desee permanecer a éste. Declaró que ambas habían decidido tomar nuevos rumbos, con inquietudes personales, y que en la escuadra estarán quienes quieran estarlo.

Leer más: Las mujeres en el futbol: una exclusión histórica

Lo importante, ahora, no radica en solo quien se fue o se irá, sino en qué hará Chivas para hacer frente a esta situación que, quizás, no estaba del todo premeditada, luego de hacer público que intentaron negociar con algunas de ellas, como con Norma, María y Nicole, sin obtener resultados. La aptitud de las de Guadalajara será verá en función del papel que logren hacer en el Guardianes 2021.

Palafox fichó por Pachuca y en caso de que María y Nicole lo hagan con equipos mexicanos, daría, quizá, a entender que sus aspiraciones no residían en dejar el país en búsqueda de nuevas oportunidades, sino en proyectos más interesantes dentro del mismo circuito pero ya no en Verde Valle. Si esto llegase a suceder, el problema podría radicar en el círculo interno de las tapatías.

Por lo comentado por Daniela y Andrea, con respecto a las decisiones técnicas que llegaron a apartarlas de las convocatorias, así como el tema de los salarios y el manejo del club, en donde Simón agregó que está en números rojos, han podido visualizar que será esencial que el cuerpo directivo actúe con sensatez e inteligencia para competir entre los primeros puestos.

Si bien Chivas siempre se ha caracterizado por ser de los clubes más llamativos de la femenil, será ahora, entre tanta niebla y marea, que demuestre que pueden regular su participación en el torneo y que a pesar de las bajas, podrán sumar al club a jugadoras comprometidas a posicionar en buen lugar a la institución. Así que, el barco no se hunde si la tripulación lo impide. 

 

Por: Samantha González Silva / @ssmanthaglez

Comentarios