Armando Archundia
Armando Archundia

Es 5 de diciembre de 2010, Armando Archundia pitó el partido de vuelta de la final del Torneo Apertura de la Liga MX. Tras el gol de Humberto “Chupete” Suazo al minuto 41’ del segundo tiempo, estalla de alegría el Estadio Tecnológico, marca el 3-0 definitivo para la victoria de Monterrey frente a Santos.

“La Pandilla” venció a los laguneros, brindándole la cuarta estrella a los de Monterrey; pero algo de semejante importancia ocurrió esa noche. El árbitro mundialista Armando Archundia, además de pitar esa final, también dio el último silbatazo a su reconocida carrera.

“Todo lo que venía alrededor, si era mi despedida, si era el último partido… todo lo dejé de lado. Para mí lo importante era el partido, era no distraerme, el objetivo era hacer un gran partido; entonces realmente esos sentimientos de ya no estar ahí no los tuve en ese momento”.

Sentí la emoción, al final del juego, los señalamientos que hice para decir se acabó el partido. Levanto las manos agradeciendo a todos, diciéndoles: gracias, aquí estuve y me tengo que ir”. Dijo Archundia en una entrevista para Milenio.

Una sobresaliente trayectoria

El legado que dejó el nacido en Tlalnepantla, Estado de México es uno de los más destacables para cualquier árbitro del futbol mexicano. Comenzó su carrera en 1985 y debutó en Primera División en septiembre de 1991 en un encuentro entre Toluca contra Santos. Fue en el mismo Nemesio Diez donde pitó su partido 500.

Dentro de su admirable carrera destacan 14 finales de Primera División del futbol mexicano y tres en Liga de Ascenso. Participó en la Copa del Mundo Alemania 2006 donde se convirtió en el primer árbitro en silbar 5 encuentros en un mismo mundial (lo comparte con Horacio Elizondo).

Los partidos donde tuvo presencia fueron: Brasil vs. Croacia, Francia vs. Corea del Sur, Italia vs. República Checa, Suiza vs. Ucrania y por supuesto, su encuentro más relevante: la semifinal entre Alemania vs. Italia.

También te puede interesar: El árbitro y el partido más corto en la historia

Otra destacable actuación fue en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, donde igualó la marca de Joel Quiniou, por más partidos mundialistas disputados con 8. En este torneo estuvo presente en: Italia vs. Paraguay, Brasil vs. Portugal y concluyó con el encuentro por el tercer lugar entre Uruguay y Alemania.

Participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Atenas 2004 donde silbó en partidos tanto varoniles como femeniles. Estuvo presente en cinco ediciones de la Copa Oro, dos Copas del Mundo Sub-20 y uno Sub-17. También en la Copa Confederaciones 1991.

Uno de los puntos más altos de su carrera, fue el protagonismo que tuvo en los 3 Mundiales de Clubes donde participó (2005, 2008 y 2009). Siendo el encargado de la final entre Sao Paulo vs. Liverpool (2005) y Estudiantes de Plata vs. Barcelona (2009) dónde amonestó a jugadores de la talla de: Víctor Valdés, Enzo Pérez, Thierry Henry, Marcos Rojo e incluso Lionel Messi.

Árbitro estandarte

Incluso después de su retiro, Benito Armando Archundia Téllez se sigue preocupando por el arbitraje mexicano. Tras el mediocre arbitraje que ha visto la Liga MX y el mal manejo de Arturo Brizio (árbitro mundialista) frente a la Comisión de Arbitraje, Archundia declaró lo siguiente:

“El problema es que Arturo Brizio es un presidente comodino y vivillo, que solo quiere quedar bien con el jefe que le paga. No hay buenos instructores y la Comisión está llena de sus amigos y compadres, tal como hizo su carrera como árbitro central.”

Lamentó que se haya mandado “un mensaje directo y abierto para apoyar al América”, luego de que César Ramos Palazuelos (silbante con gafete FIFA, único mexicano en Rusia 2018) fue castigado por no haber marcado el penal de Vangioni sobre Guido Rodríguez en la final del Torneo Apertura 2019.

“En el partido de América con Monterrey hubo un penal flagrante que no se sancionó y ahora castigan al mejor árbitro de México porque no lo marcó en favor de las Águilas. No le dicen directamente, pero ya le están dando el mensaje: ‘con este equipo no te equivoques, porque si lo haces sólo debe ser en favor’. ¡Eso es lo más grave!”

De igual manera expresó que:

“No hay un trabajo técnico-táctico real de los instructores. Los clubes hacen todos los días prácticas, ¿por qué los árbitros no? Sólo practican unos días, recurren más a los videos o hacen llamadas de atención, pero no les dan las herramientas para arbitrar bien”.

Refiriéndose a la conformidad que tiene los silbantes actualmente con la modalidad del VAR. Al mismo tiempo, indicó que la FIFA ha creado una metodología para apoyar a los silbantes pero no se utiliza en México.

 

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo    

Comentarios