Grupo Kosmos que pertenece al futbolista Gerad Pique adquirió al FC Andorra y consiguió una plaza en la Segunda División B de España. Con este movimiento, propiedad del central de Barcelona, se evitó disputar deportivamente dos ascensos. Este hecho en México podrá resultarnos cotidiano, sin embargo, y como ya hemos visto, no es exclusivo de nuestro país. En pocas palabras, México y España están unidos por la compra de plazas.

FC Andorra y la Liga Iberdrola: jugando con el reglamento en la mano

En 2018 el mundo del futbol conoció a Club de futbol Reus Deportiu, un modesto club de la Liga 123 (segunda división) y sus problemas financieros. Reus sufría una crisis económica que ascendía a los 5 millones de euros, y por lo tanto, la situación al interior del club se agravó al punto de contar únicamente con 12 jugadores en la plantilla. En 2019 los problemas se mantuvieron en el Reus, pues la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) determino su desafiliación, porque no se cubrieron los adeudos con los futbolistas, por lo que se abrió una vacante.

Te puede interesar: Club de futbol Reus Deportiu y los 12 sobrevivientes 

Es aquí donde aparece FC Andorra, quienes cumplieron los requerimientos que la RFEF pidió en la circular 11, mismos que se resumían en: presentarse con la documentación requerida por la RFEF y pagar un monto de 452 022 euros. Dicha cantidad fue pagada por el grupo inversionista que preside Pique, y con ello el club fundado en 1942 y que nunca ha jugado en el máximo circuito, aunque sí en segunda división, tendrá una nueva oportunidad para buscar un boleto a primera.

Continuando en España, en el futbol femenil la compra de plazas también se ha hecho presente. El caso más reciente fue el del Real Madrid Femenino, el gigante español liderado por Florentino Pérez compro la plaza del recién ascendido CD Tacón, el club madrileño tuvo que pagar alrededor de 400 mil euros para ocupar un lugar en primera división y se estima que realizará una inversión de 2 millones de euros.

Sin embargo no es el único caso en el futbol femenil. En el año 2000 pues Athletic de Bilbao adquirió al Leloa EFT, con lo que Bilbao se integró a la recién formada Liga Iberdrola de la que presumen 4 títulos. Otros casos fueron los de Sevilla al adquirir/fusionarse con Híspalis, mientras que Betis hizo lo mismo con Azahar CF, por último el Deportivo la Coruña adquirió Orzán.

México: compra y venta de plazas indiscriminadamente

En el futbol mexicano difícilmente encontraremos casos como el de FC Andorra, pues la Federación no necesita lanzar curriculares, o anunciar la venta de clubes por cuestiones reglamentarias. En México basta la negociación entre dueños de clubes y la aprobación de la Liga MX para que un equipo se mude.

El caso más reciente fue a venta de Lobos BUAP a FC Juárez. El monto que tuvieron que pagar fue de 90 millones de pesos, actualmente se encuentran en el máximo circuito del futbol mexicano. Sin embargo, en 1999 Puebla compró a Curtidores para evitar el descenso, los camoteros en aquel entonces la operación rondó los 6 millones de dólares.

Otro club que se ha inmiscuido en más de una ocasión en la compra y venta de plazas es Querétaro. En 2002 compró a los Reboceros de la Piedad con lo que evitaron el descenso, 11 años después formo parte de una triangulación irrisoria. Querétaro compró a Jaguares de Chiapas, con esto los gallos aseguraron su permanecía, sin embargo, Jaguares de Chiapas compró a San Luis y se quedaron en primera, es decir, tanto Querétaro como Jaguares aseguraron su estadía mediante a la compra de un equipo.

Te puede interesar: Unión de universos, las formas de libertad

En líneas generales, lo que sucede en España con Reus y FC Andorra forma parte de una actividad que se ha normalizado. En el caso de México puedo decir que se ha sobre explotado, y que en España se ha normalizado. Ambos casos representan la dinámica del futbol moderno. Quien tenga capital, será quien tenga la pelota.

Por: José Macuil García

Comentarios