Santi Giménez

Santi Giménez florece en un club que lo que menos necesita es esperanza. El corazón cementero se encuentra sembrado de anhelos que terminan por desmoronarse, por quedarse en el filo. No sólo han visto a jugadores, sino torneos o equipos completos prometer el ansiado campeonato. Sin embargo, éste nunca termina por llegar.

Aunque aún queda mucho camino por andar, el heredero del “ChacoGiménez parece instaurarse en otro plano: aparece como una realidad. Su actual desempeño en la Máquina hace que hasta los más escépticos se pregunten sobre las posibilidades que se pueden depositar en su botines.

El sueño celeste

Afortunadamente, la realidad de Santi Giménez es completamente diferente. Hoy, el “29” disfruta de la titularidad en Cruz Azul y se proyecta para ser una de las figuras del equipo de cara al Clausura 2020.

Dentro de su conjunto de habilidades, su potente definición y su lectura de juego para desmarcarse son admirables; combinado con su veloz capacidad de reacción. Además Recibe normalmente de espaldas y descarga muy bien la redonda con sus compañeros. Su gran altura es usada para peinar balones y ser referente en los despeje. Todo lo anterior ha hecho que sea un verdadero dolor de cabeza para los defensas de la Liga MX

Santi Giménez: el heredero

Santi tiene sangre celeste por herencia y por convicción. Más allá del evidente legado que dejó su padre en la institución, su amor por Cruz Azul viene desde la raíz. Él comenzó su carrera en las fuerzas básicas del club donde ascendió a las categorías sub-15 y sub-17.

Su calidad es innegable, al punto que Paco Jémez lo hizo debutar con tan solo 17 años en un partido de Copa MX frente a Tigres en agosto de 2017; Esto estuvo a punto de no suceder debido a la serie de operaciones a las que fue sometido, la más complicada siendo un coágulo en el brazo derecho del jugador. 

También te puede interesar: AC Milan: La saga de los Maldini

Fue Johann Wolfgang von Goethe quien dijo “No sueñes pequeños sueños porque no tienen el poder de mover el corazón de los hombres.” Habiendo dicho esto, el sueño del nacido en Buenos Aires, Argentina, es lo suficientemente grande para llevarlo a ser ídolo de su club e incluso seleccionado nacional.

Selección Mexicana

Santi Giménez ya ha sido seleccionado nacional con equipos inferiores en numerosas ocasiones. Su talento incluso lo ha llevado a ser incluido en la convocatoria de Jaime Lozano para la concentración del Preolímpico de Concacaf, donde la Selección sub-23 buscará su boleto para acceder a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En  noviembre de 2019, durante el último llamado que tuvo con la Selección Mexicana Sub-18, fue uno de los jugadores más destacados, lo que causó que visores de equipos extranjeros comenzaran a preguntar por él. Ajax, PSV y Real Betis son aparentemente los clubes interesados en el cementero.

Todo parece indicar que Santi Giménez es presente y futuro de la Liga MX y del futbol mexicano en general. Se perfila para ser uno de los jugadores más brillantes salidos de la cantera de “La Máquina”.

El joven de 18 años cuenta con una zurda privilegiada lista para regresar a Cruz Azul a lo más alto del futbol mexicano. Un partido a la vez, cueste lo que cueste. Tal vez después sea momento de pensar en el futbol europeo.

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios