Temperley
Temperley

El Club Atlético Temperley es una parte importante de la gran religión futbolística en la Argentina. Ubicado en la zona sur de Buenos Aires, este equipo, tiene en su fundación una relación directa con un acontecimiento histórico que hoy, en su cumpleaños 108, tenemos que recordar puntualmente. 

Revolución de mayo 

Fue una serie de eventos, en 1810, que impulsaron a la conformación del primer estado de todo el país y al proceso de independencia de la nación, que a la postre, se culminaría formalmente seis años después.

Los ciudadanos estaban hartos de que los cargos políticos siguieran en manos de los españoles, lo cual, produjo en ellos un sentimiento patriótico que proporcionaría un decreto para que solo los nacidos en su tierra -o mínimo en Sudamérica- ejercieran el poder y no las autoridades metropolitanas.

Así; el viernes 25 de mayo de 1810, el pueblo se reunió en la Plaza de la Victoria, creó la Junta Provisoria Gubernativa del Río de la Plata y con ello estableció el primer gobierno patrio en la historia de Argentina. 

El comienzo 

En la llamada “Cochera de Avellaneda” existe un baldío en donde, por allá de 1909, salieron unos jóvenes vecinos y comerciantes -de entre 14 y 17 años- de la zona a jugar un partido llanero. Empezaron a tomarlo con seriedad y más de dos veces a la semana se reunían ahí, en ese terreno, que está a 200 metros de donde hoy en día se encuentra el Estadio Alfredo Martín Beranger, casa del celeste. 

Alrededor de ese primer campo, está la calle 25 de mayo, nombre que se le asignó por ser el suelo donde aquel viernes lejano de 1810, el pueblo se alzara para exigir una nueva autoridad política. Aquellos chicos, llamaron a su equipo Centenario (como homenaje a los primeros 100 años de la revolución) y lo promovieron ante la comunidad para poder inscribirlo en torneos menores y con ello ir creciendo de a poco.

Arañando el cielo 

Después de convertirse en Temperley, este club, estuvo en la Primera División del futbol argentino. Durante sus comienzos no despuntaba y se encontraba de media tabla para abajo, aunque manteniendo la categoría, pero sin competirle a los equipos que se estaban quedando con los primeros campeonatos oficiales. 

Antes del formato que conocemos (Clausura y Apertura) la liga argentina era conformada con 18 y hasta 24 equipos. En 1924, los celestes fueron subcampeones del balompié nacional. Un impecable equipo se mantuvo invicto en las 38 fechas se alzó campeón por cuarta vez en su historia. ¿El nombre del club? Boca Juniors

Debacle 

Pasaron 63 años para que el gasolero probara el sabor amargo del descenso. En 1987, Rosario Central, se proclamó campeón del máximo circuito al quedar líder absoluto del torneo. Los últimos de la clasificación fueron Platense y Temperley que lucharon en dos partidos para quedarse y no bajar a la “B”. El celeste fue derrotado y después de un año, cayó hasta la tercera categoría del futbol argentino.

Lo peor llegó en 1991, cuando el juez José María Durañoña, decretó en quiebra total al club. Se debían 400 mil dólares a los futbolistas y prácticamente lo pusieron en venta. Sus hinchas se unieron y juntaron dinero en rifas y demás movimientos para 1993. Lo levantaron todos juntos y empezó de nuevo en la “Primera C” porque estaba desafilado. Ascendió inmediatamente a la segunda ganándole al Deportivo Tristán Suárez

En tan solo un año volvió a bajar y anduvo peleando por volver a ser de primera división por 10 torneos consecutivos. En 2014 ascendió y entró en la reestructuración de la “Primera A” con otros 29 equipos. La Asociación de Futbol Argentino decretó que se haría un nuevo formato en donde habría un torneo cada seis meses. Así fue como disputó partidos contra los más grandes por otros tres años. En 2017, perdió la categoría de nuevo.

Temperley hoy en día 

Aquellos soñadores que formaron Centenario, decidieron usar los colores de la bandera como parte de su insignia. El blanco y azul que hasta la fecha sigue usando honroso Temperley en su indumentaria; y más importante aún: en su escudo

En estos tiempos, su nivel quizá no le da para pelear la categoría de primera división en su futbol, pero no sería sorpresa, que con corazón y un poco de coraje, el gasolero regresará a pelear contra Boca, River, Racing, Independiente o alguno de los otros titanes argentinos en el futuro. Porque Temperley no solo es un club, sino lo creen, pregúntenle a sus hinchas.

 

Por: Bryan Trujillo / @BryanKameron

Comentarios