La historia de Chivas data desde de 1906, es decir, hace 113 años, en los cuales suma más de una decena de títulos profesionales. Cabe destacar que estos son tanto nacionales como internacionales. Sin embargo, y dentro de todo este andar, una etapa de claros y obscuros es, sin duda, la de Jorge Vergara. Empresario mexicano que comenzará como vendedor de autos, incluso tuvo un negocio de carnitas, tuvo un ascenso meteórico hasta ser el dueño de Chivas. A lo largo de sus 17 años al frente de la escuadra rojiblanca, Vergara acumula momentos que la afición reciente, alaba y quisiera olvidar, a continuación los 5 momentos de la era Vergara.

Chivas A.C. vs Jorge Vergara

En julio de 2019 finalizó uno de las querellas más disputadas por Jorge Vergara. Tras 17 años, es decir, desde que adquirió el 82% del equipo en 2002, el empresario mexicano mantuvo una disputa legal con los antiguos dueños, Chivas A.C. Durante el proceso legal, Vergara trató de eliminar la figura de Asociación Civil para registrarla como una Sociedad Anónima.

De 2006 a 2008, se vivió un proceso de amparo por parte de Chivas A.C. (en 2006) y la aprobación de las autoridades para crear la marca Chivas S.A. (en 2008). En 2010 Chivas A.C. logró que la marca creada por Vergara no fuese reconocida. La contraofensiva de Jorge Vergara duró 9 años, pues en 2019 ganó el litigio que avala la comercialización de la marca Chivas y Chivas de Corazón, el objetivo de regresar a una Asociación Civil se esfumó.

Estadio Akron una costosa inversión

Las Chivas son uno de los clubes más valiosos de Latinoamérica, pues en 2018 el rebaño estaba tazado en más de 297 millones de dólares. Dentro de los activos que dan forma a esta cifra, se encuentra el Estadio Chivas o Estadio Akron por motivos comerciales. Este recinto tuvo un costo de 2 mil millones de pesos y abrió sus puertas en 2010.

De acuerdo con el mismo Vergara, la inversión realizada en el estadio debería de recuperarse en 10 años. A un año de ese plazo no sabemos a ciencia cierta si lo lograrán, pues debemos tomar en cuenta que desde 2010 el estadio de Chivas registra un promedio de asistencia de 30 mil asistentes, es decir 19 mil por debajo de su capacidad total. Por otro lado, recibió 20 millones de dólares por poner el nombre de Akron al estadio. A la fecha muchos nos cuestionamos si la inversión fue la correcta.

La era Almeyda

Una de las bocanadas de aire fresco durante la gestión de Vergara, fue la era del Pastor Matías Almeyda. Claro está que otra bocanada fue el título del 2006 ante Toluca, sin embargo, el pastor dejó un sentimiento particular en la afición de Chivas. En 2015 y tras la debacle del Chepo de la Torre, el Pastor tuvo que reconstruir a un equipo.

La primera gesta del argentino fue eludir el descenso. Después las Chivas definieron un estilo de juego, caracterizado por la presión gran parte del terreno de juego. Este método aguerrido no fue sinónimo de goles, pero sí de constancia, y producto de ello, los 5 títulos en tres años. A pesar esto, la relación con José Luis Higuera produjo la salida del último gran estratega de Chivas.

Una eterna lucha por establecer proyectos deportivos

Justo en el rubro del manejo deportivo, radica otro de los momentos que han marcado la era de Jorge Vergara. De hecho, los altibajos deportivos pueden ser definidos como un evento de larga duración en Chivas. Prueba de ello son los 25 técnicos destituidos durante la gestión de Vergara (contando interinatos).

Por otro lado, el club ha atravesado problemas con jugadores. Por ejemplo, durante la era de Almeyda, los futbolistas reclamaron los bonos por los torneos obtenidos, monto que superaban los 2 millones de dólares. Aunado a esto, aparece el nombre de José Luis Higuera, controvertido aperador financiero disfrazado de directivo del club. La gestión de Higuera lejos de ayudar al club, acrecentó la distancia entre institución y afición. Actualmente José Luis Higuera no se encuentra más en este puesto, pero en sus hombros pesa el distanciamiento con en el último gran estratega de Chivas.

Conflicto legal con Angélica Fuentes  

Por último, hay que recordar uno de los factores que en su momento trajo una crisis económica a Chivas. Hablamos del conflicto entre Angélica Fuentes y Jorge Vergara. Es cierto que este conflicto sale del espectro deportivo, pero representó un sisma al interior del equipo. En 2015 inició la querella legal entre Fuentes y Vergara, producto de esto el dueño del rebaño se vio en la necesidad de desembolsar 600 millones de pesos para retomar el control de Omnilife.

La fuga de capital y adeudos de 800 millones de pesos con el SAT, trajeron un proceso de reestructuración. Por si fuera poco, redujo la capacidad de competir en el mercado de fichajes, además de alejar a Vergara del manejo directo del equipo, de ahí que personajes como José Luis Higuera (y recientemente Amaury Vergara) tuvieran que salir al paso y operar completamente el club. Por lo tanto, el divorcio del dueño de Chivas tuvo consecuencias que pocos imaginaban.

Te puede interesar: Chivas, ¿Tomás Boy es la solución?

Este breve repaso de la era Vergara con el rebaño nos demuestra lo siguiente: desde que el empresario mexicano adquirió al club, el fantasma de los problemas legales y deportivos irrumpieron en su camino. A tal grado que el mismo Jorge Vergara se convirtió en uno de ellos, pues pocos saben a ciencia cierta cuál es su estado salud o si lo volveremos a ver en conferencias de prensa. En fin, Vergara es un verdadero fantasma.

Por: José Macuil García

Comentarios