Canadá

Canadá clasificó a la Copa del Mundo en Catar 2022 al ocupar el primer lugar del torneo clasificatorio de la Concacaf con 28 puntos. Desde hace 36 años, el país de la ‘hoja de maple’ no compite en un Mundial, siendo México 86 su última –y única– participación en el torneo más importante del futbol. 

La actual generación canadiense ha dado muy buenas sensaciones, sin embargo, esto contrasta con la historia de la selección. Más allá de su participación en México 86 y el título de Copa Oro conquistado en el año 2000, Canadá no figuraba en la CONCACAF como en estos momentos. En octubre de 2014 tocaron fondo cuando sus aspiraciones de calificar al Mundial de Brasil fueron desechadas al caer ante Honduras 7-1, dando inicio a una racha negativa de 16 juegos sin conocer la victoria y llegando hasta el puesto 122 del ranking FIFA, el más bajo en el registro histórico, dato que contrasta con su posición actual 40, la más alta hasta el momento.

Checa este artículo: 8 comerciales de Ronaldinho para recordar

A partir de una estrecha unidad defensiva (palabras de su director técnico), hemos sido testigos de un equipo renovado en cuanto a plantel e ideas. ¿Qué estrategias ha implementado Canadá para lograr afianzarse en la región de América del Norte? ¿Tener 25 puntos y superar a México a Estados Unidos es efecto del nacimiento de su liga, de tener futbolistas jugando en Europa, del desarrollo con futbolistas inmigrantes?

Canadá es un gigante dormido. Es una nación de hockey, pero el fútbol es el deporte más practicado y está listo para incorporarse a la conciencia de los aficionados canadienses.John Herdman, actual director técnico de la Selección varonil absoluta de Canadá.

¿La clave está en la Canadian Premier League?

Curiosamente, hasta antes de la formación de su liga, la cual inició en abril de 2019, Canadá era el país con mayor población en el mundo sin tener una liga de futbol profesional. La Canadian Premier League (CPL) arrancó con una inversión de $500 millones de dólares canadienses en un periodo de 10 años de prueba. Su objetivo a largo plazo es producir talento local y crear un impacto nacional e internacional en la industria del balompié.

A pesar de que Canadá cuenta, ya desde varios años atrás, con tres franquicias en la MLS (Vancouver Whitecaps, Toronto FC y Montreal Impact), los objetivos y resultados de estos equipos en el desarrollo y fomento de talento local no han sido suficientes para satisfacer las necesidades de las selecciones nacionales (en categorías menores y selección absoluta).

Son muy pocos los jóvenes canadienses que dan el salto directo a ligas europeas. Para ellos, debutar en la MLS es una aspiración más realista, sin embargo, las oportunidades para destacar en esta liga son mínimas, ya que estos futbolistas han sido relegados por los clubes estadounidenses que priorizan al talento nacional sobre el canadiense.

Hasta el momento, la CPL no ha influido directamente en la Selección, pues la convocatoria actual del combinado nacional se compone, en su mayoría, de jugadores que militan en clubes de la MLS (10), siendo el Montreal FC la institución que más jugadores aporta (3). Desde su creación, aunque la Canadian Premier League no ha contribuido con ningún convocado a la Selección absoluta, este proyecto está pensado a largo plazo y, además, está fortaleciendo la cultura futbolística en el país (claro, el interés de patrocinadores y televisoras es relevante en este sentido).

Aspectos que influyeron en el crecimiento futbolístico de Canadá

Si bien los deportes más seguidos en Canadá son el hockey, el lacrosse y el futbol americano, la popularidad del futbol ha ido en aumento en los últimos años de una manera asombrosa. 

Existen varios factores que pueden explicar esto. Podemos iniciar hablando acerca de la Selección femenil canadiense. Por muchos años, esta ha estado en la élite del futbol mundial. Su logro más reciente fue la obtención de la medalla de oro en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al derrotar a Suecia en penales. Otro de sus grandes hazañas fue alcanzar los cuartos de final de la Copa Mundial Femenina en 2015 organizada en Canadá. Esto ha generado una gran ola de personas interesadas en el deporte. 

Otra razón es la exitosa formación deportiva de personas inmigrantes. “[…] la mayoría de los jugadores de la selección tienen algún origen de inmigrantes. Entonces desde ese punto de vista están haciendo un trabajo formativo”, indicó Alberto Mora, periodista colombiano residente en Canadá.

Los refugiados y su aportación al futbol canadiense

En 2021, Canadá contaba con 7.6 millones de habitantes inmigrantes, un 20% de la población total del país. Esas cifras lo colocan como el octavo país con mayor número de inmigrantes en el mundo.

Entre sus activos en Selección se encuentra Sam Adekugbe, nacido en Londres pero de padres nigerianos; Jonathan Osorio, nacido en Toronto de padres colombianos; Atiba Hutchinson, nacido en Brampton de padres trinitarios; además de Cyle Larin y Lucas Cavallini, ambos nacidos en Toronto con ascendencia jamaiquina y argentina. La multiculturalidad cayó como anillo al dedo en el futbol canadiense.

Canadá es un país enorme y muy futbolero debido a los inmigrantes que han llegado, tanto africanos como europeos y latinos que han ayudado a fomentar las raíces del futbol canadiense (…) Además, Canadá ha invertido millones de dólares en reestructurar su futbol desde infantil hasta selección absoluta y cada provincia que está ligada a la asociación canadiense de futbol tiene su dinero administrado en buscar talento”, mencionó Roger Grinolds, comentarista deportivo en Canadá.

Te puede interesar: Fan ID y reconocimiento facial para ingresar a estadios, ¿un riesgo?

Parte crucial del proceso fue el futbolista del Bayern Múnich, Alphonso Davies, emblema de la Selección. Este diamante se ha convertido en un referente y es un ejemplo del trabajo de Canadá con jóvenes inmigrantes. Hijo de liberianos, refugiado en Ghana y nacionalizado canadiense, Davies ingresó a la academia ‘Free Footie’ cuando tenía 11 años. Tres años después, un ojeador de los Vancouver Whitecaps mostró mucho interés en él y, tras una negociación, quedó fichado. Sorprendentemente, un año más tarde ingresó al primer equipo, siendo el primer futbolista nacido en el siglo XXI en la MLS (tenía 15 años y 257 días).

El gran problema de Canadá es que, por muchas décadas, no tuvo aspectos fundamentales para que el futbol creciera en su territorio: ni explotación de talento juvenil, ni clubes nacionales, ni liga, ni interés de marcas, entre otras carencias. El presente éxito es una combinación de factores, todos los cuales se encaminan a posicionar a Canadá como una de las sedes de la Copa del Mundo en 2026 junto a México y Estados Unidos.

Por: Fernando Acevedo y Julio Rodríguez

Comentarios