Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti

Diez de diciembre de 2019. Napoli golea (4-0) a Genk consiguiendo su pase a octavos de final de la UEFA Champions League por tercera vez en su historia. Dentro de un complicado Grupo E, junto al actual campeón Liverpool y un sorpresivo Salzburg, quienes disputan su partido a la par. Carlo Ancelotti lo hizo de nuevo.

Sin embargo, la tensión se puede cortar en el aire. Parece que en medio de los gritos y celebraciones, el estadio San Paolo se congela. Pues los aficionados saben que probablemente fue el último regalo por parte de Carletto.

La ruptura entre Carlo Ancelotti y el Napoli

Es bien sabido que la relación entre el presidente del Napoli, Aurelio De Laurentiis y Carlo Ancelotti no era la mejor. Comenzando con el gran deseo de controlar absolutamente todo lo que pasa dentro del vestidor napolitano por parte del presidente. Pasando por los cinco ofrecimientos que el DT rechazó para extender su contrato que unía a ambas partes hasta el 30 de junio de 2021.

El tumultuoso momento que vivieron los napolitanos, hizo que nos preguntáramos, ¿qué le pasa a Carlo Ancelotti? Uno de los técnicos de mayor prestigio en la élite del futbol europeo. ¿Es sólo una piedra en el camino, o acaso es la crónica de una muerte anunciada?

Un CV envidiable

Fue un gran jugador (con pase en Parma, AS Roma y AC Milan) y un mejor director técnico. Comenzó su carrera como asistente de su mentor Arrigo Sacchi en la Selección Italiana de Futbol. Quedando subcampeones de la Copa del Mundo Estados Unidos 1994.

Su debut como director técnico fue en 1995 con AC Reggiana, con quien obtuvo el ascenso a Serie A en 1996. Al año siguiente fue contratado con Parma, club con el cual debutó como jugador. Obtuvo un subcampeonato en la campaña 1996-1997 y una sexta posición al año siguiente.

De igual manera, tuvo un paso discreto con Juventus obteniendo dos subcampeonatos de Serie A en 2000 y 2001, y una Copa Intertoto. En noviembre de 2001, fue contratado por AC Milan, club de sus amores y donde ha tenido más éxitos (hasta ahora).

La época de bonanza

Con los rossoneri, logró revolucionar al equipo llenando grandes zapatos previamente utilizados por gigantes como Sacchi y Capello brindándole un nuevo estilo de juego, vistoso y refrescante para todos los aficionados del AC Milan.

En sus ocho temporadas al frente del equipo consiguió un título de Serie A, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia, dos Supercopas de la UEFA, un Mundial de Clubes y dos UEFA Champions League. Gracias a estos dos entró a un selecto grupo de individuos que han ganado esta competencia como jugador y entrenador.

También te puede interesar: La academia del Chelsea: de primer nivel

Después de una tremenda experiencia en Milan, firmó con Chelsea donde mantuvo una buena actuación ganando 3 títulos en su primera campaña (Premier League, FA Cup y Community Shield) y dos subcampeonatos al año siguiente. En diciembre de 2011, Paris Saint Germain se hizo de sus servicios teniendo un dominio absoluto para conseguir la Ligue 1 en 2013.

Al año siguiente Real Madrid lo convirtió en su DT, conquistando una memorable Copa del Rey en contra del FC Barcelona y la histórica “DécimaChampions frente al Atlético de Madrid. De igual manera consiguió una Supercopa de UEFA y un Mundial de Clubes.

¿Estancarse o resurgir?

Este es el momento en el que la carrera de Carlo Ancelotti comenzó a ser un poco dubitativa. En junio de 2016, el FC Bayern Münich lo anunció como su DT y consiguió la Supercopa de Alemania dos meses después.

Terminó ganando la Bundesliga en 2017 junto con otra Supercopa de Alemania. Sin embargo, su decepcionante desempeño en Champions y en la Copa de Alemania le costó el cargo. Dirigió al conjunto del Napoli antes de llegar finalmente al Everton.

Con los “toffees” logró mostrar potencial para crecer. Tomó al equipo en decimosexta posición, a dos puntos del descenso y con una racha de tres derrotas consecutivas, para lograr posicionarlo en la decimosegunda posición al término de sus primeros seis meses.

Para su segunda temporada elevó al equipo dos posiciones más, en una campaña donde la irregularidad y la “falta de estrellas” fueron sus mayores dificultades. Pues más allá de no contar con un plantel de élite, logró derrotar a conjuntos como Arsenal, Chelsea, Leicester City, Liverpool, Tottenham y obtener empates ante Manchester United.

Su prestigio y adecuada gestión dentro del vestuario le han valido para hacerse de otra oportunidad en lo más alto del futbol mundial. Si bien es cierto que Carletto no era la primera opción para dirigir al Real Madrid (Allegri y Pochettino), no hay duda que la casa blanca optó por un confiable conocido para virar el rumbo de un conjunto fluctuante y con falta de profundidad en posiciones clave. Solo los resultados y títulos obtenidos reflejarán si la confianza merengue en el italiano fue una apuesta adecuada.

Aunque se puede argumentar que Ancelotti ha venido de más a menos, y es verdad que en los últimos años le ha costado trabajo adaptarse a las exigencias de los clubes. Cualquiera que lo haya visto dirigir tiene que apreciar la calidad táctica que impulsa en su esquema. Como si fuera poco, tiene un palmarés de élite que lo respalda como uno de los mejores técnicos del mundo en la actualidad.

 

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios