Equipos pequeños
Equipos pequeños

¿Qué hace a un liga competitiva? ¿Qué factores son claves para que un torneo sea considerado de élite? Son distintos elementos conectados entre sí: infraestructura, nivel competitivo interno, logros a nivel global, proyección futbolística (aporte de cada liga al futbol internacional y a su selección nacional correspondiente), capacidad de atracción para espectadores, entre otros. 

¿Por qué el ascenso y descenso son claves para formar ligas élite? ¿Por qué la movilidad de divisiones contribuye al nivel y rendimiento de una liga? Dejemos en claro que descender implica perder muchísimo dinero (en derechos de transmisión, patrocinios y boletaje, principalmente), así como apoyo de la afición, credibilidad y prestigio como institución -asunto que no se construye de la noche a la mañana-.  

Cuando hay algo qué perder -y como se ve el riesgo es alto-, se necesitan hacer esfuerzos por mantener privilegios y mejorarlos. Esto lleva a los clubes a invertir y buscar competir con lo que se tiene. Evidentemente, aunque no haya descenso como pasará en México, si un equipo permanece en el fondo de la tabla también se ve afectado, pero no de la misma manera que si baja de categoría. 

Checa estos 4 casos donde la movilidad interna fortaleció a la propia competición. 

1. Leicester City 

Los foxes conquistaron la Football League Championship (segunda división inglesa) en 2014 y ascendieron a la Premier League. En su primera temporada en el máximo circuito evitaron el descenso. La siguiente campaña (2015-16) ocurrió la magia -ya todos sabemos la historia-. El club que venía del descenso hace apenas dos temporadas se consagraba campeón de la Premier, una de las ligas más difíciles del mundo. 

¿Qué sería de Jamie Vardy sin no hubiera existido el ascenso? Hoy uno de los delanteros top de Inglaterra se forjó justamente en la lucha de la segunda división. Su estilo de juego -astucia más explosividad- revolucionó a las defensas de primera división y le permitió consolidarse hasta llegar a la selección nacional. ¿Qué sería de otros futbolistas como Danny Drinkwater, N´Golo Kanté o Riyad Mahrez que explotaron durante esa campaña? 

Te puede interesar: Leicester City, el recuerdo de un gran equipo

Más allá de casos aislados de jugadores, el triunfo inesperado del Leicester hizo que el famoso big six (Manchester United, Man. City, Liverpool, Chelsea, Arsenal y Tottenham) se pusiera a trabajar y se profesionalizara aún más a nivel táctico. El Leicester demostró que para ganar se requiere más que dinero y buenos jugadores; se requieren equipos que carguen procesos exitosos, desarrollo que tuvieron como franquicia desde la segunda división. 

Además, la historia de ese Leicester demuestra que la segunda división del futbol inglés es un torneo sumamente sólido que podría competir con casi cualquier liga del mundo. ¿Por qué? Por que cada año suben y bajan 3 conjuntos, y estar en la Premier da enormes ganancias -como hemos dicho, éstas no son solo económicas-. 

2. Hellas Verona Football Club 

Desde su fundación en 1903, el conjunto gialoblú (amarillo-azul) ha sido un equipo que intermitentemente ha jugado tanto en la Serie A, B y C del Calcio. Su deambular entre divisiones prácticamente ha formado parte de su estandarte. Sin embargo, hubo un momento en su historia en que lograron lo impensable.

Fue durante la temporada 1981-82 que bajo la dirección del timonel Osvaldo Bagnoli lograron trascender de la segunda división a la primera del balompié italiano. A diferencia de otras oportunidades en los que el cuadro de Verona había retornado, ésta parecía diferente, sus números lo avalaron así. Durante la temporada 1982-83 terminaron en la cuarta posición de la tabla.  

Para la 1983-84 su andar se mantuvo firme y constante, con diferencia de que culminaro en la sexta posición del campeonato. Llegó un nuevo capítulo para el club de la provincia de Véneto, esto en la temporada 1984-85.

También puede interesarte: El ascenso de la Juventus en la Serie A

Entres sus filas se encontraban jugadores como: Claudio Garella (arquero), Hans-Peter Briegel (defensa), Roberto Tricella (defensa), Domenico Volpati (mediocampista) Preben Elkjær Larsen (delantero), Pietro Fanna (delantero), entre otros.

La Serie A por aquellos años se había convertido en liga ideal para que arribaran nombres tan importantes como: Maradona (Napoli), Sócrates (Fiorentina), Platini (Juventus), Falcão (Roma) y Rummenigge (Inter). 

¿Qué sucedió? Tres años pasaron desde su ascenso para que Hellas Verona se alzara con el Scudetto de la temporada 1984-85. Dentro de la cancha terminaron por ser mejores que Milán, Juventus, inter, Roma, Napoli. Su juego les elevó más allá de los nombres e individualidades, siendo un equipo por completo. Terminaron con 43 puntos obtenidos, ganando 15 partidos, empatando 13 y tan solo perdiendo 2. Gesta que aún y a pesar del tiempo hace eco.

3. Club León

El León, logró ascender tras 10 años de ausencia en la Primera División del futbol mexicano, después de vencer en una Final de Ascenso a Correcaminos por un marcador final de 6-2. El Torneo Apertura 2012, marcó el regreso de la Fiera al máximo circuito del futbol nacional.

El proceso del uruguayo Gustavo Matosas que comenzó en la Liga de Ascenso, contó con una gran actuación en el Apertura 2012, donde el equipo llegó hasta semifinales; además de brindar discreta actuación en el Clausura 2013. Con la incorporación de b y el surgimiento de Willam Yarbrough entre lo más destacado de estos torneos.

La magia comenzó durante el Apertura 2013, donde Los Esmeraldas lograron coronarse campeones de la Liga MX, con un brillante juego ofensivo y grandes actuaciones por parte de: William Yarbrough, Rafa Márquez, Edwin Hernández, Carlos Gullit Peña, Mauro Boselli, entre otros. Vencieron al América de Miguel Herrera en la final.

Tras este brillante torneo, el club tiene la oportunidad de jugar la Copa Libertadores por primera vez en su historia. Ante un panorama complicado, el equipo logra colarse a la Liguilla, donde superaron a C ruz Azul, Toluca y finalmente Pachuca, para consagrarse como bicampeones del futbol mexicano. Levantan su séptimo título de liga y se convierten en el primer equipo en ser bicampeones tanto en torneos largos, como en torneos cortos.

4. Maurizio Sarri

Uno de los mejores técnicos de la actualidad es el italiano Maurizio Sarri. Su gran visión del juego lo ha llevado a dirigir al equipo más importante de la Serie A, la Juventus de Turín. Su trayectoria es impresionante, pues empezó desde abajo y ahora trabaja con cracks de talla internacional.

Inició entrenando en las regionales toscanas, al Faelles, ascendiéndolos hasta la quinta la división italiana, llamada Eccellenza. Durante el 2000, en la misma liga mencionada, dirigió al Sansovino llevándolo hasta la Serie C2. Su gran trabajo y éxito en estas divisiones lo llevaron a probar suerte en la Serie B, antesala de la Serie A, con el Pescara en 2006.

Ya con experiencia, Sarri estuvo hasta en 7 equipos distintos entre 2006 y 2011. En 2012 el Empoli, que en ese momento estaba en la Serie B, se hizo del entrenador nacido en Nápoles. En su primera temporada estuvo muy cerca de ascender y en la siguiente, 2013-2014, logró llevar al club a la Serie A.

El futbol italiano y la prensa del país de la bota, destacaban su trabajo meticuloso y gran manejo del plantel. Para la temporada 2015-2016, el Napoli lo uniría a sus filas tras el cese de Rafa Benítez como entrenador del equipo gli azurri. A su llegada, Maurizio declaró: “Me pagan por algo que hubiera hecho gratis.”

También puede interesarte: Maurizio Sarri del Napoli a la Juve: historia y táctica

El inicio fue bastante irregular, pero con el pasado de las jornadas el equipo comenzó a tomar un nivel muy alto venciendo a la Juve en su casa al igual que al AC Milán. Esto los llevó a ser campeones de invierno, en la primera vuelta de la Serie A. Al final, consiguieron 82 puntos y quedaron subcampeones, pero Sarri logró meter al equipo a Champions League.

En Europa ya todos hablaban del estilo de juego del Napoli de Sarri. Esto lo llevó a dejar Nápoles con las manos vacías, pero fichando por el Chelsea en 2018. Con los blues logró la Europa League, su primer título como entrenador profesional, en su primera y única temporada en Inglaterra, pues la Juve lo trajo a Turín para la 2019-2020.

Maurizio Sarri inició en categorías formativas, donde el ascenso de equipos y constancia en cada temporada lo llevaron a literal subir escalón por escalón en todos los niveles del fútbol italiano. No podemos comparar el calcio con la liga mexicana, pero sin duda, la organización y gran estructura con la que cuentan permitió que un técnico iniciara su carrera dirigiendo equipos amateurs y que actualmente dirija al club más fuerte de Italia. Sarri es un caso de éxito en la transición que debería existir desde la quinta división hasta la máxima categoría de una liga.

Vivir para ver, vivir para creer, vivir para recordar. Proezas inemulables e históricas, en donde los protagonistas encontraron esperanzas y sueños a partir del balón. Desafiaron y vencieron.

Debe primar la competencia. A pesar de que en las ligas top de Europa, por lo general, pocos equipos repiten año tras año la conquista de títulos (en España el Real Madrid y el Barcelona; en Italia la Juventus; en Alemania el Bayern; en Inglaterra el Liverpool y el Manchester City),  hay un alto grado de disputa por alcanzar puestos en Champions y en Europa League. Meritocracia inflexible, en la que tanto legitimidad como credibilidad se ganan sobre el césped.

Por: Redacción

Comentarios