Los clásicos suelen deberse a muchas situaciones. Desde motivos históricos, políticos o simplemente geográficos. Con el paso del tiempo y sin importar cuáles sean los motivos, las rivalidades se acrecientan. A nivel mundial podemos pensar en BarcelonaReal Madrid o Manchester UnitedManchester City, por ejemplo. Nuestro país no es indiferente a esta dinámica: ChivasAmérica, América – Pumas o ChivasAtlas son algunos de los clásicos que se suscitan en las tierras mexicanas. Sin embargo, en los últimos años hay uno que ya comenzó a despertar una mayor cantidad de pasiones. El clásico regio y sus mitos dan muestra de la intensidad con la que el balompié se vive en Nuevo León.

El clásico regio y sus mitos

Uno de los grandes mitos que se suele tener respecto a estos clubes es que uno de ellos nació en la opulencia, es decir el Monterrey. Lo que muchos no saben es que en un momento el club llegó a desaparecer debido a los malos resultados y los problemas económicos. La primera iniciativa por crear este club nació luego de que esta ciudad fuera la sede de Campeonato Nacional de Fútbol Amateur. La selección de Monterrey se coronó campeona frente a la de Jalisco. Luego de esto, varios empresarios se dieron cuenta de que el estado tenía potencial en el balompié (a pesar de que la mayoría de su población era aficionada al beisbol). Con Enrique Ayala Medina como presidente, el club debutó el 19 de agosto de 1945 en el Liga Mayor de la Federación Mexicana de Fútbol.

Sin embargo, este primer viaje fue bastante breve. Aunque las cosas comenzaron bien, el 14 de septiembre, camino a Guadalajara, el camión del club se incendió en una gasolinera. El saldo fue tres jugadores fallecidos y varios heridos. Aunque la liga se solidarizó con el club, no pudo levantarse de aquella tragedia y poco tiempo después terminaría por desaparecer. 

La consolidación

A comienzos de la siguiente década fue cuando el equipo renació, pero en la Segunda División. Tardó poco más de diez años para retornar al máximo circuito, y fue de manera muy breve, ya que ese mismo torneo volvió a la División de Plata.

Hasta los sesenta la escuadra logró regresar de manera definitiva a primera. No volvería a descender. A pesar de estas dificultades que atravesó, este cuadro estuvo mucho tiempo asociado a la gente de dinero de Monterrey. Y sería equivocado aseverar que no goza hoy de fuertes inversiones, así como de una de las plantillas más caras de todo el futbol mexicano. Sin embargo, no siempre estuvo en la cumbre del balompié nacional, llegando a desaparecer en un primer intento por hacerse de un nombre dentro de nuestro país.

Tigres y el dinero de Cemex

Por el otro lado tenemos al Tigres, el equipo de la Universidad y del pueblo. Por muchos años se le asoció a este club con las clases más desfavorecidas de Monterrey. Según declaraciones de Jorge Urdiales, quien fuera directivo de ambas escuadras “Cuando el equipo de Tigres nace como representativo de la Universidad, cuando eran las cuotas de la Universidad vs. las del Tec, donde relacionaban al Monterrey porque aquí jugaba (en el estadio Tec), era el equipo rico contra el pobre”.

Es cierto que en sus inicios padeció múltiples problemas económicos, mismo que llevaron al Patronato de la Universidad Autónoma de Nuevo León a constituir al club como una asociación civil.

Fueron estos mismo problemas los que los tenían en una situación crítica a mediados de los noventa. Esta razón fue la que llevó a la UANL a buscar apoyo en el sector privado. Los primeros en auxiliar al cuadro regio fueron FEMSA Y CEMEX. Sin embargo al poco tiempo la primera empresa se bajó del barco, dejando a CEMEX con el control absoluto sobre la institución. Lo primero que lograron fue retornar a los Tigres a la primera en el 96. Sin embargo el regreso fue agridulce, ya que en el circuito de oro no lograron hacer mucho lo restante de aquella década.

También podría interesarte: Tuca Ferretti, el líder de Tigres

Fue necesario que terminara el milenio para que el club comenzara a mostrar un avance. Aunque los títulos seguían sin llegar, llegaron a un par de finales, además de comenzar a asistir a torneos de talla internacional, como la Copa Libertadores. Esto ya mostraba de manera clara un crecimiento que vino de la mano del dinero que invertía CEMEX, que desde un inicio atrajo al club jugadores de renombre, por lo menos a nivel local. Luego de transcurrida la primera década, la época más esplendorosa de los felinos arribó. Ya en en el Apertura 2011 lograron erigirse campeones de la liga, luego de casi tres décadas de no hacerlo. Esto coincide con la llegada de Ricardo Ferretti, el mejor pagado dentro la Liga Mx.

Los años maravillosos

Durante este período no solamente llegó el brasileño al banquillo, sino que también han traído a jugadores de talla internacional. El mejor ejemplo es André-Pierre Gignac, francés que ha sido convocado a su selección en varias ocasión. El ascenso de los sueldos dentro del “Volcán” han venido de la mano con los cuatro títulos de liga de la última década (a los que se deben sumar dos subcampeonatos). Quizá en algún momento los Tigres sí eran un equipo que se veía limitado en términos de recursos. Sin embargo la realidad es que hoy por hoy esa es una historia del pasado.

Tanto Monterrey como Tigres han sido durante los últimos años, uno de los grandes protagonistas de la liga nacional. Sus aficionados se cuentan por miles en múltiples zonas del país y en todos los estratos sociales. Lo que no hace sino terminar de derribar la idea de que cada uno pertenece a un sector específico. El futbol nunca ha sido tan maniqueo, por más que se quiera ver así.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios