Un hincha es el que alienta; la palabra derivada del latín significa “soplar”. Es el ejercicio que hacen cientos de aficionados cada fin de semana. Desde las gradas se desquitan al grito de gol, con un simple recordatorio al árbitro o a algún jugador que no “se puso la camiseta”. 

Uno se hace hincha por herencia, por convicción o incluso por casualidad. Juan Villoro asegura que: La característica principal del hincha mexicano es que se sabe desentender del resultado. Su pasión no requiere de evidencia, es una eficaz forma del autoengaño. Por eso se resigna con facilidad. El verdadero espectáculo en nuestros estadios está en las gradas, donde el público siempre hace más esfuerzo que los jugadores”. 

Por eso te presentamos a las barras del Club América y de los Pumas de la UNAM; una rivalidad capitalina que va más allá de las canchas (a veces se pelean y les llaman “barras bravas”).

El Club América 

Las Águilas del América, como también es llamado al equipo, lleva trece títulos de Liga en su historia, el último lo ganó en 2018 contra Cruz Azul. A sus hinchas los alberga el Estadio Azteca; es el recinto con más partidos de Copa del Mundo, por su cancha pasaron Pelé y Maradona. 

Tiene una capacidad para 87 mil 523 espectadores. Lo construyó el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y el co diseñador Rafael Mijares Alcérreca en los años sesenta y entre su afición destacan dos barras: La Monumental, El ritual del Kaoz y el Disturbio, solo por mencionar algunas.

La Monumental

“La Monu” es la barra oficial del América. Surgió cuando al menos cinco aficionados se reunieron en las gradas del Estadio Azteca. Ahí sacaron la primera manta de la barra con sus característicos tirantes en azul y amarillo, era 25 de abril de 1999.

 Poco a poco, más personas se les unieron en la cabecera especial alto del también conocido como Coloso de Santa Úrsula, en Coapa, al sur de la Ciudad de MéxicoLa Monumental apoya a uno de los equipos más populares de la capital del país y tiene más de seis mil integrantes.

El Ritual del Kaoz

El Club América está ligado con Televisa. Su propietario, Emilio Azcárraga, también es dueño de la escuadra azulcrema y en las gradas los alienta La Monumental, la barra oficial.

Te puede interesar: El Ritual del Kaoz desde adentro

Sin embargo, como en todas las estructuras, hay una escisión. Así surgió El Ritual del Kaoz, nombre basado en el libro Los rituales del caos, de Carlos MonsiváisSe caracterizan por ser antifascistas, antirracistas, anti homofóbicos y anti xenofóbicos.

Sus integrantes llegan cada quince días de varios barrios de la Ciudad de México. “El Ritual del Kaoz es una rebelión en nuestra vida. Somos una ceremonia del desorden”, aseguran.

Doble Siete (antes La disturbio)

Es una barra fundada el 12 de octubre del 2000, desde entonces alientan a Las Águilas. Aunque antes la porra era conocida como La Disturbio, palabra que utilizan en sus redes sociales.  

“Somos el #disturbio #notecompares simplemente la barra del @clubamerica vamos con todo, #nosvistenacernuncanosverasmorir, señalan en su cuenta de Instagram.

El Club Pumas 

Los Pumas son conocidos por pertenecer, de alguna manera, a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Juegan sus partidos dentro de la Máxima Casa de Estudios. Fueron los arquitectos Augusto Pérez Palacios, Raúl Salinas Moro y Jorge Bravo Jiménez quienes diseñaron el estadio por asesoría de Roberto Tapatío Méndez y Jorge Molina Celis.

En el costado oriente del recinto, Diego Rivera plasmó un mural: “La Universidad, la familia mexicana, la paz y la juventud deportista”. Entre los méritos deportivos de los futbolistas universitarios están siete campeonatos de Liga, tres títulos Concacaf, dos Campeón de Campeones, una Copa Interamericana, una Copa México y un Trofeo Santiago Bernabéu. 

La Plus 

Los hinchas de La Plus comenzaron a alentar al equipo en 1988. Es la más grosera de todas las que van al Olímpico Universitario, como lo reconoció en 2001 su líder, Arturo Ortiz. 

Antes del re acomodo de las barras en 2017. La Plus tenía su lugar frente a la Yarda 50, justo a mitad de la cancha. Ahora están en cabecera norte. La porra permanece de pie y cantando los 90 minutos del juego. Si alguien ajeno llega a la zona deberá de hacer lo mismo, ahí nadie puede estar sentado. 

La Ultra

Entre sus integrantes hay jóvenes, adultos y niños, quienes cada quince días acuden a cantar: Dale, dale, dale, Pumas vamos a ganar. Que esta barra no te deja de apoyar (yo yo yo). Yo te sigo a todas partes a donde vas. Cada día te quiero más y más y más”.

La Rebel 

La Rebel y los Pumas tuvieron su amor de verano. La barra, de manera formal, surgió en un partido contra Celaya. Los universitarios ganaron 3-1 aquel 18 de enero de 1998. Fueron al menos 15 jóvenes quienes decidieron alentar al equipo de una forma diferente a la porra Ultra. 

Más y más personas se unieron a “la banda del Pebetero”, quienes cada quince días corean en el estadio el famoso “cómo no te voy a querer”. Además, siempre portan una manta con el lema: “Orgullo Azul y Oro”

Orgullo Punk & Skin

Nacieron tras la entrada de la Policía Federal a la Máxima casa de Estudios, en 1999. Fue la primera en el país fundada bajo los ideales del antifascismo y el antirracismo. Además de apoyar a los Pumas, intentan enviar un mensaje político desde las gradas,  lugar que conjunta sus pasiones: el futbol, la música y el antifascismo. 

Barra 68

Con el reacomodo de las porras, los hinchas de la Barra 68 fueron otros que cambiaron su ubicación. Desde 1972 estaban en Palomar, pero por decisión de la directiva auriazul a partir de 2017 lanzan sus cánticos con tambores en cabecera norte.  

Unión Auriazul

Es una de las porras más jóvenes del club, aunque algunos de sus integrantes estaban en La Rebel. “Por cuestiones económicas” se separaron y en 2013 surgió “Unión Auriazul”. Los hinchas, provenientes de distintos barrios de la Ciudad de México, apoyan a los Pumas desde la cabecera sur. 

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a

 

Comentarios