Formiga
Formiga

Al pensar en la seleção femenil de Brasil, el primer nombre que se nos viene a la mente es Marta. La voraz delantera ha sido la imagen de la Canarinha desde hace más de una década. Sin embargo, cubriendo sus espaldas hay una inalcanzable y silenciosa jugadora. Con energías que parecen ser inagotables, disposición táctica excelsa, colocación brillante y trabajadora como una hormiga, Formiga -que significa hormiga en portugués- es igual de fundamental para Brasil como Marta.

Es tan importante, que el entrenador, Vadao, le pidió que regresara tras 2 años de haber dejado de vestir la verdeamarelah. Y es que no había nadie como ella para comandar el mediocampo de Brasil en el Mundial de Francia 2019.

Y es cierto. No hay nadie como Formiga, una mujer récord. A sus 43 años de edad, es la única futbolista que ha disputado siete Copas del Mundo. Leyenda viviente del futbol femenil, no dudó en atender a la petición de Vadao para volver a enfundarse en la camiseta de As Canarinhas, a quienes ha defendido con pundonor y entrega desde que debutó con apenas 17 años de edad en el Mundial de Suecia 1995.

Te puede interesar: Las Reggae Girlz bajo la tutela de Cedella Marley

Miraildes Maciel Mota, el verdadero nombre de Formiga, empezó a jugar futbol con apenas 7 años. A los 13 años, ya lo hacía a nivel profesional. Así como su ídolo, Dunga, Formiga destaca por su inteligencia táctica, por acomodar a su equipo, por ser una mediocampista box to box cuya visión de juego, su buen pie para pasar y disparar la hacen brillar. Pero sobre todo, por su silenciosa autoridad reflejada en que nunca deja de correr, en que nunca deja de presionar, en que nunca deja de buscar la pelota y en que nunca se detiene. Eso está en contra de Formiga. Ella siempre sigue.

En Brasil, nadie ha saltado más veces al campo a defender sus colores. Ni Cafú. Formiga tiene 200 partidos disputados a nivel internacional. Un registro más para una mujer cuya carrera es un récord tras otro. En el Mundial de Francia 2019 se convirtió en la mujer más veterana en disputar un certamen mundialista con 41 años. 

Además de las siete Copas del Mundo, hoy disputado sus séptimos Juegos Olímpicos en los que se ha incluido al futbol femenil, siendo así la única futbolista en haber estado en 7 justas olímpicas. Esto nos hablan de la durabilidad y profesionalismo de una mediocampista que ha jugado en cuatro países (Brasil, Estados Unidos, Suecia y Francia) y en 13 equipos diferentes. Ahora juega en el Sao Paulo.

La gloria con la Seleção se le ha escapado de las manos. Dos medallas de plata en Juegos Olímpicos (Atenas 2004 y Beijing 2008) y la dolorosa derrota en la final del Mundial de China 2007 son lo más cerca que ha estado Formiga y Brasil de obtener los máximos honores. Es por eso que intentará, una vez más, lograr una medalla de oro con Brasil.

Sin embargo, pase lo que pase, el nombre de Formiga está ya grabado en la eternidad del futbol. Porque jamás habrá otra como ella, la verdadera mujer de hierro, la hormiga más grande del mundo.

Por: Alina Escobedo / @Silverlune24 

Comentarios