Sevilla
Sevilla

Sí, es una época dominada por el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético de Madrid, sin embargo, el Sevilla FC no se queda atrás. Una generación dorada en jugadores y directivos les dio un tricampeonato consecutivo en la Europa League. Tal vez no se le considere una potencia, pero definitivamente es un equipo de respeto y con una tradición futbolística que data desde finales del siglo XIX.

El inicio de la leyenda andaluza

Al igual que en México, el futbol llegó a España de la mano de los habitantes de las islas británicas. Era el 25 de enero de 1890, la Noche de Burns -una celebración típica escocesa en la que se recuerda al gran poeta Robert Burns-. Ese día, en la ciudad de Sevilla, un grupo de trabajadores escoceses y locales en un pub en Sevilla celebraban dicho evento cuando decidieron crear un club al que llamaron Sevilla Footbal Club, con el escocés Edward Farquharson como presidente.

sevilla

El equipo, junto con el Recreativo de Huelva, es de los más antiguos de España. Justamente entre estos dos clubes fue que se disputó el primer partido oficial en la nación española, el 8 de marzo de 1890, con victoria para el Sevilla. Sin embargo, el futbol perdió popularidad hasta 1902, cuando se empezó a gestar la idea de una federación española y el Real Madrid propuso un torneo en conmemoración a la mayoría de edad del Rey Alfonso XIII, -antecedente directo de la actual Copa del Rey-. Es así como varios clubes tuvieron una especie de refundación siendo la del Sevilla el 14 de octubre de 1905.

En estos primeros años, el Sevilla fue amo y señor de la región de Andalucía, ganando el campeonato regional 14 de 17 ediciones disputadas. También fue en esta época cuando se fundó el Real Betis, su acérrimo rival. En 1927 se decidió crear el campeonato de Liga en España, con los ganadores de la Copa del Rey, tres subcampeones que nunca lo hubieran ganado y uno extra. Sevilla se jugó este último puesto contra el Racing de Santander, pero quedó eliminado y arrancó su historia en el futbol profesional ibérico en la Segunda División.

La llegada de Sánchez-Pizjuán y el ascenso a Primera

En 1932, Ramón Sánchez-Pizjuán Muñoz accedió a la presidencia del club por primera vez -lo haría una segunda vez más en 1948-. El estadio actual del Sevilla lleva su nombre gracias a que bajo su mandato se conquistaron tres Copas del Rey y fue el precursor de una política que la institución mantiene hasta la fecha: contención de gastos, prioridad a la cantera y fichajes bien seleccionados.

De esta forma, el 18 de febrero de 1934, el equipo sevillista ascendió a la Primera División, al derrotar al Atlético de Madrid de visita. Este hecho quedó empañado por la muerte de varios aficionados en un accidente cuando venían de regreso.

Después de la Guerra Civil Española, lograron su primer y único título de liga en la temporada 45-46 empatando en casa en la última jornada contra el Barcelona, pero fue en los 50 cuando el club tuvo grandiosos años de la mano de jugadores como Antúnez, Halconero, Guillamón, Arza, Campos y Araujo, todos dirigidos por Helenio Herrera.

Lee más: Helenio Herrera, el primer filósofo del futbol

Aunque no ganaron, los subcampeonatos y buenas actuaciones consolidaron al equipo. Sin embargo, la siguiente década se vio marcada por fracasos y situaciones desesperadas en lo económico. La construcción del nuevo estadio Sánchez-Pizjuán -el presidente sevillista quien murió en el 56- obligó al club a vender jugadores clave y terrenos. En lo deportivo, el último clavo en el ataúd vino con el descenso a la Segunda División en la temporada 67-68, aunque solo duraron un año antes de volver a Primera.

El nuevo milenio, una oportunidad para resurgir

La historia del Sevilla continuó de una manera gris. Ni Maradona ni Bilardo en los noventa pudieron darle al conjunto sevillano alegrías, y las deudas y problemas administrativos se acumularon. No fue hasta la llegada de Juande Ramos en 2005, año del centenario oficial del club, que empezó una nueva época dorada para el Sevilla.

Con jugadores como Kanouté, Saviola, Dani Alves, y Dragutinovic, consiguieron su primer título europeo en la Europa League contra el Middlesbrough y la Supercopa de Europa contra el Barcelona. Al año siguiente conquistaron una vez más la Copa del Rey, el bicampeonato de la Europa League y la Supercopa de España. Hasta 2010 volvieron a conquistar una Copa del Rey, y en 2013 lograron lo que hasta la fecha es un logro inédito en Europa: un tricampeonato en la Europa League contra el Benfica, el Dnipro ucraniano y el Liverpool de Jurgen Klopp, convirtiéndose de esta forma en el máximo ganador del torneo.

En 2007, incluso ganaron la distinción de mejor equipo del mundo otorgada por el IFFHS. Por sus filas han pasado jugadores como Iván Zamorano, Sergio Ramos, Ivan Rakitić o Jesús Navas, y ha logrado lo que nadie en Europa League. El Sevilla es un equipo emblemático de La Liga española y del futbol mundial.

Por: Bernardo OV

Comentarios