İlkay Gündoğan
İlkay Gündoğan

İlkay Gündoğan es el corazón del mediocampo del Manchester City, volvió suyo el balón desde que empezó a patearlo a los tres años. Un futbolista que pasa un poco desapercibido entre otros de su posición, pero que ha sido reconocido y aclamado por Jürgen Klopp y Pep Guardiola, al ser pieza clave en el engranaje de la mitad de la cancha hacia adelante, un futbolista inteligente y con la mentalidad de ayudar siempre a la delantera, con asistencias y goles para su equipo.

Un barrio para crecer

Gündoğan nació el 24 de octubre de 1990 en Gelsenkirchen, Alemania, es de ascendencia turca debido a que sus abuelos y padres son originarios de ese país pero viajaron a la nación teutona para tener una mejor vida. Su abuelo, en específico, trabajó como minero en Nordstern y con ello pudo sustentar en un principio a su familia. Creció junto a su hermano Ilker en un barrio donde también se criaron jugadores como Mesut Ozil y Leroy Sane por ser hijos de inmigrantes.  

Gündoğan le pegó por primera vez al balón cuando recién inició sus clases en Alemania y desde entonces ya no se despegó. Jugaba en la escuela pero también en casa, İlkay recuerda que su vivienda, al tener portón, recibía a más de sus amigos y compañeros para jugar allí, ya que usaban este como portería. Empezó a formarse en equipos como Gelsenkirchen- Hessler 06 y luego el VfL Bochum, pues mostró inquietud y pasión por el futbol desde muy pequeño.

Conquistar Alemania

Debutó en la liga alemana profesional con el Nürnberg en 2009 y dos años después fichó por el Borussia Dortmund, donde al inicio tuvo una complicada adaptación, pero con el paso del tiempo su actitud y ganas de instaurarse en el cuadro de Klopp lo hicieron merecerlo.

El técnico alemán siempre se refirió bien de Gündoğan tras su buen rendimiento en el conjunto, señaló que era un mediocampista inteligente y con grandes habilidades dentro del terreno de juego.

Gündoğan marcó su primer tanto con el Dortmund en diciembre del 2011 contra el Freiburg. A sus 20 años ya había sido campeón con el equipo de Klopp, cuando conquistaron la Bundesliga por segunda ocasión y también ganaron la copa alemana a nada menos que al Bayern Múnich; Gündoğan participó en ambos campeonatos, así como en el doblete. Un año después jugó la final de la Champions League de igual forma contra los Bávaros, pero cayeron en Wembley.

A su corta edad ya era una pieza fundamental, hasta que en julio del 2013 tuvo que someterse a una cirugía en la espalda que lo dejó fuera de las canchas algunos meses. No obstante, regresó para mejorar y continuar con su escuadra. También fue llamado en diversas ocasiones a la selección de Alemania desde la categoría sub-19, aunque su lesión lo dejó fuera de asistir al Mundial de Brasil en 2014 y no fue parte del conjunto de Joachim Löw que alzó la Copa del Mundo contra Argentina.

El ciudadano ideal

Estuvo dos años más con el Borussia Dortmund, acumulando 157 partidos con 19 goles y 20 asistencias desde el 2011 y después de obtener una liga, copa y una Supercopa de Alemania, se marchó al Manchester City en búsqueda de nuevos retos. En la escuadra inglesa no cambió mucho la situación, su toque con el balón, la insistencia de terminar con goles a favor, asistencias y prudencia en sus jugadas, lo llevaron a que el propio Pep Guardiola también reconociera su talento en el equipo. 

En diciembre del 2016, a pocos meses de fichar con los Citizens, Gündoğan se rompió los ligamentos cruzados que lo alejaron alrededor de ocho meses de las canchas. Sus compañeros decidieron salir a jugar contra el Arsenal con la camiseta al revés durante la ceremonia protocolaria con el número 8 y el apellido del alemán, esto como muestra de solidaridad por la lesión que lo dejó fuera prácticamente todo el campeonato de la Premier League. Este acto además de hablar bien de su equipo, desató risas y memes en las redes sociales al asegurar que Gündoğan había fallecido. Él tuvo que aclarar que no había sido así.

Aún queda camino por recorrer

Con el equipo de Guardiola ha jugado 218 encuentros desde el 2016 y marcado 40 goles, además de que justamente con este cuadro es donde más campeonatos ha conseguido. Gündoğan ha ganado tres ligas, cuatro copas de la liga, dos Community Shield y una FA Cup, además de que en la edición 2020-21 de la Champions League fue subcampeón con el City tras perder 1-0 contra el Chelsea.

Asimismo, en enero y febrero de este año fue nombrado el mejor jugador de la Premier de manera consecutiva y fue el primero de su equipo en lograrlo, pues a pesar de que tanto Sergio Agüero como Raheem Sterling lo había hecho, ninguno lo logró por dos ocasiones consecutivas; tampoco ningún futbolista alemán lo había hecho.

Se le nombró como tal al marcar cuatro goles en el primer mes del 2021 y cinco en el segundo. En la temporada 2020-21 anotó 17 en total, sumando los juegos de liga, Champions League y copa. A sus 30 años, sigue siendo un futbolista ágil, que piensa bien sus movimientos y está en el lugar correcto en el momento adecuado para perforar las redes.

Leer más: La sinfonía de Tomáš Rosický

 

Síguenos en Google News

Por: Samantha González Silva / @ssmanthaglez

Comentarios