Real Madrid se encuentra en una crisis, pues tuvieron que pasar 482 minutos para que el conjunto blanco pudiera anotar en liga. A pesar de ello, el club permanece en la posición 9 de La Liga con 4 victorias y 4 derrotas, y en la que Barcelona es líder. Para muchos el factor Lopetegui es el principal motivo de la crisis de Real Madrid, ya que el estratega español no ha logrado recuperar la forma futbolística del equipo, a lo que se suma la inexperiencia que tiene, pues Real Madrid es su primer gran reto en clubes, lo que se confirmó después del 5-1 ante el Barcelona.

En selecciones menores había demostrado un nivel aceptable, mismas que espera demostrar con la selección absoluta, proceso que se vio interrumpido al ser anunciado en la casa blanca. Sin embargo, no es el primer técnico cuyo proceso sería cortado de manera abrupta. Aquí recordamos algunos de los casos.

Carlos Queiroz. 25 de junio 2003 a 24 de mayo 2004

El portugués llegó a Real Madrid después de trabajar en Inglaterra, el mismo Queiroz declararía que Valdano fue quien lo convenció al decirle “necesitamos un entrenador para este proyecto y eres tú”, sin embargo el portugués se enfrentó a un problema que se asemeja al actual, la dificultad de conformar al equipo. Con 59 encuentros y un balance positivo en cuanto a victorias (34 contra 14 derrotas), uno de los determinantes para su salida fue la derrota en cuartos de la Champions ante Mónaco.

José Antonio Camacho. 25 de mayo 2004 a 20 de septiembre 2004

El lugar que dejo Queiroz fue ocupado por Camacho, sin embargo el proceso fue corto. Después de 4 victorias y 2 derrotas el club prescindió de sus servicios, de acuerdo con una entrevista que el mismo Camacho le otorgó al Confidencial, “a mí no me echó el presidente. Fui yo quien decidió marcharse” de acuerdo con el estratega, él no se encontraba a la altura de las expectativas y el proyecto deportivo, por lo que decidió hacerse a un lado, marcando así su paso fugaz en Real Madrid.

Mariano García Remón. 20 de septiembre 2004 a 30 de diciembre 2004

Bastaron 20 encuentros y una marca de 12 ganados y 4 partidos (los partidos restantes los empató), para que otro de los exmerengues se despidiera, ¿las razones? La lejanía que el Barcelona de Rijkaard marcaba con respecto a Real Madrid, otro factor fue la forma en la que llegó, pues arribó al banquillo como interino pero nunca logró afianzarse ante los ojos de la directiva.

Vanderlei Luxemburgo. 30 de diciembre de 2004 a 5 de diciembre del 2005

El brasileño llego para tratar de cambiar el rumbo de Real Madrid, pero no logró arrebatarle el primer lugar a Barcelona, por si fuera poco a él se le achaca la salida de Figo. Su planteamiento con Baptista, Robinho, Guti y Ronaldo no funcionó, duró en el banquillo prácticamente un año, antes de que Florentino lo echara.

Rafa Benítez. 3 de junio 2015 a 4 de enero de 2016

Para cerrar este recuento tenemos a otro español, Benítez. El estratega no logró hacerse notar en el equipo, una mala relación con los jugadores provocó que su estadía en la Casa Blanca provocó que constantemente fuese cuestionado el funcionamiento del equipo, ya que el funcionamiento se alejaba de lo que la afición y la directiva esperaba.

 

Ahora el trabajo de Lopetegui es el que se encuentra bajo la lupa, de hecho se maneja a Solari o Guti como posibilidades para suplir al Julen, quien hasta el momento no ha correspondido a las expectativas que se tenían en él, claro está que el estratega no es el único culpable del andar de Real Madrid, pues jugadores y parado táctico han puesto a uno de los clubes más poderosos de Europa en crisis.

Por: José Macuil García

Comentarios