El Tri Femenil vive de la esperanza: de volver a unos Juegos Olímpicos, de liderar unos Panamericanos y de ascender en el ranking FIFA. El sentimiento a veces traiciona, no es suficiente. El equipo necesita renovarse desde el banquillo, por el que pasó Roberto Medina y donde sobresale desde hace 32 años un apellido: Cuéllar

La llegada de Leonardo Cuéllar al Tri

No hay duda de que Leonardo Cuéllar impulsó el futbol femenil en México. Enrique Borja, entonces presidente de la Federación Mexicana de Futbol, lo invitó a entrenar a las jugadoras que consiguieron su pase al Mundial de 1999 en Estados Unidos. 

La FMF llevaba 22 años organizando los centros de formación y un año antes las futbolistas consiguieron el subcampeonato de la Concacaf. Sin embargo, los resultados no se dieron. Perdieron los tres partidos y quedaron en el último lugar de su grupo, detrás de Brasil, Alemania e Italia

Quien alzó la primera copa de liga con Pumas siguió al frente del Tri. Tenía experiencia con clubes femeniles en California, en donde se quedó  tras su retiro en 1985 y antes de regresar a México

Entre encuentros y desencuentros, la escuadra sumó medalla de plata en los Juegos Panamericanos 1999 y de bronce en 2003. El balompié femenil parecía mejorar y Cuéllar logró algo histórico. Con goles de Maribel Domínguez vencieron a Canadá y por primera vez clasificaron a unos Juegos Olímpicos: Atenas 2004. Aunque dejaron la competencia en fase de grupos tras un empate y una derrota. De eso han pasado 16 años y otros dos directores técnicos: Roberto Medina y Christopher Cuéllar. La esperanza queda. 

Lo que dejó Leo

“Ya no va a estar Leo para ser el culpable de todo. Las jugadores deben hablar en la cancha”, dijo Cuéllar en conferencia de prensa al renunciar a la Selección Mexicana Femenil en abril de 2016. Su último fracaso fue no conseguir su pase a Juegos Olímpicos de Río. Quedaron con tres puntos al perder contra Costa Rica

“El compromiso que teníamos que demostrar era estar en estos niveles y no lo considero (fracaso)”, dijo el DT en conferencia de prensa. No era la primera ocasión que respondía a cuestionamientos acerca del desempeño del equipo y de su trato con algunas jugadoras, sobre todo con Blanca Sierra, Stephany Mayor y Charlyn Corral.  

De acuerdo con un reportaje publicado en The New York Times, Cuéllar convocó a las jugadoras previo a la Copa Chipre de 2015; les daría indicaciones acerca de las reglas del equipo… 

“A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros’”, declaró Mayor para el diario estadounidense y refiriéndose a lo  dicho por el DT respecto a su relación con Sierra. Ambas se fueron de México al futbol islandés, ficharon para el Thor-KA y abandonaron su participación con los colores de la selección. Mayor porque rechazó la siguiente convocatoria y Sierra porque no la llamaron… Aunque sus habilidades tácticas y técnicas las hicieron volver a los colores del Tri

Charlyn, la ausente 

Charlyn Corral tenía 15 años cuando la FIFA la nombró “la niña prodigio”, fue la más joven en marcar con la Selección Mexicana. En 2005  impuso un record de dominadas: 8 mil 671 en una hora y 40 minutos; es referente en el balompié nacional e internacional, juega para el Atlético de Madrid.

También te puede interesar: ¿Qué club aporta más jugadoras al Tri Femenil?

A pesar de sus habilidades con el balón, la originaria del Estado de México no ha disputado todos los partidos con la selección. El primer desencuentro con Cuéllar ocurrió cuando la dejó fuera de la convocatoria del Pre Mundial 2010. Dos años después Corral volvió con los colores del seleccionado nacional, pero los inconvenientes siguieron. 

En medio de la “disputa” las mexicanas ganaron el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014. El marcador final fue de 2-0 con goles de Corral y Maribel Domínguez. Sus compañeras eran: Cecilia Santiago, Ariana Romero, Christina Murillo (quien salió por Bianca Sierra), Greta Espinoza, Paulina Solís, Karla Nieto, Nayeli Rangel, Stephany Mayor, Verónica Pérez y Carolina Jaramillo. 

“No tengo problemas con nadie”

La victoria no significó una reconciliación. La separaron (momentáneamente) de su puesto para Toronto 2015 por criticarlo en la eliminación del Mundial: “Ya me lo hicieron saber, no quieren llevar a una jugadora que a lo mejor está en contra, aunque no estoy en contra de nadie; solo quiero el bien del futbol femenil. Si le preguntan a mis compañeras, no tengo problemas con nadie”, declaró para la Revista Proceso

Al final, Charlyn asistió a la competencia en Toronto. El director de Selecciones Nacionales, Héctor González, la contradijo en conferencia de prensa: 

“Se tocaron temas como el de los comentarios que ha hecho Charlyn y ahora el hecho es enfocarnos a los Juegos Panamericanos. Era importante recalcar que nunca se le ha quitado el derecho de expresión, aclarar que en ningún momento se le dijo a Charlyn que estaba fuera de los Panamericanos o de la selección. Eso es muy importante, porque se han dado muchas versiones al respecto”. 

La creación de la Liga MX

En la misma época, Cuéllar planteaba la creación de la Liga MX Femenil como impulso al balompié nacional. “Hay escuelas, permisos en el trabajo, porque no es fácil que se preparen solas y con la liga se vería constantemente una preparación y se podrían tener concentraciones cada inicio de semana, para partidos de preparación nacional e internacional y cambiarían las mecánicas y la logística y otras áreas apoyo”, dijo para ESPN

Las rencillas no terminan con el apellido Cuéllar para Charlyn. Leonardo dejó el banquillo, le siguió Roberto Medina, pero abandonó el cargo y lo tomó Christopher Cuéllar, con quien la Pichichi mantiene diferencias. A través de su cuenta de Twitter reclamó que no la tomaran en cuenta para el Preolímpico

“Si jugar en uno de los clubes más importantes a nivel mundial (el Atlético de Madrid) y llevar 94 goles en Europa no es suficiente para que nos respeten me queda claro una cosa: nos falta mucho como país para apoyar a todas las deportistas mexicanas como se merecen… Si tengo que alzar la voz en pro del desarrollo del futbol femenil lo haré, como en su momento lo hice hace tiempo”. 

Al respecto, el DT recalcó que los resultados no dependen de una persona y elogió a quienes participan en la Liga Femenil: “Estamos muy conscientes de que para lograr nuestro boleto no depende de una jugadora, tiene que ser un trabajo en equipo. Todos están trabajando ahí para ser ese impacto que necesitamos”. 

Christopher Cuéllar, ¿una nueva era? 

La Selección Nacional de Futbol femenil quiere un pase para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Triunfaron 6-0 ante San Cristóbal y Nevis, pero perdieron 2-0 ante Canadá… la esperanza queda. 

“No es fácil, son jugadoras que tiene velocidad y buen nivel, tiene que ser un juego perfecto para esos 90 minutos. Hoy mostramos por momentos que sí se puede”, declaró  Christopher Cuéllar al término del partido contra Canadá. 

Las estadounidenses están en el primer lugar del ranking FIFA, le siguen Alemania, Inglaterra, Francia y Canadá. México está en la posición número 23, debajo de Rusia y arriba de Colombia. En la clasificación Concacaf también lideran las Barras y las Estrellas, después están Canadá, México, Costa Rica y Jamaica.

El triunfo tricolor sería histórico, sobre todo por el fracaso en su participación durante los Juegos Panamericanos Lima 2019, a donde llegaron tras la renuncia de Canadá para prepararse rumbo al  Mundial de Francia 2019 (otro golpe al corazón). Las mexicanas ni siquiera quedaron dentro de los tres primeros lugares por sus resultados: le ganaron a Jamaica, perdieron contra Paraguay y empataron con Colombia

¿El futuro? 

A Christopher lo formó su padre, era su auxiliar en la categoría mayor y entrenó a categorías Sub-17, Sub-20 hasta que llegó al Tri mayor. Su tiempo como DT inició por la renuncia de Roberto Medina, ahora entrenador de Tigres Femenil; recordado por no clasificar al Mundial de Francia 2019. 

“Ya llevamos tres entrenadores distintos y esto no es de los místeres. Somos las jugadoras que debemos analizar qué representa México porque es un hecho que no podemos seguir así”, declaró Kenti Robles para ESPN.

Lo cierto es que ninguno de los entrenadores han podido llevar al Tri a su máximo esplendor, incluso con jugadoras como Liliana Mercado, Kenti Robles o la misma Charlyn (cuando la convocan). Son 32 años, en su mayoría bajo la dinastía Cuéllar, de esperanzas. Si algo no funciona ¿qué será lo mejor para el Tri?, ¿cuándo es momento de mover las estructuras?

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a

Comentarios