El 17 de junio de 2018, México se enfrentó a Alemania en la Copa del Mundo de Rusia. Al medio tiempo, Rafael Márquez ingresó de cambio al campo. Con esto también entró en esa selecta lista de hombres que han disputado más mundiales en toda la historia del balompié: Antonio Carbajal, Lothar Matthaus y Gianluigi Buffon. Cada vez que se pregunta: ¿quién ha jugado más Copas del mundo? Estos nombres vuelven a aparecer.

Esto puede verse como un pequeño síntoma que no hace sino mostrar lo ajeno que nos resulta en general el deporte femenil. En el mundo del balompié para mujeres, no solamente hay gente que supera los cinco mundiales, sino que hay alguien que está a punto de tener siete mundiales a sus espaldas: Miraildes Mota, mejor conocida como “Formiga“. En portugués, “Formiga” significa “hormiga”. Le dicen así por su esfuerzo, tenacidad y trabajo en equipo, distintas cualidades que la han hecho trascender. 

Miraildes Mota, mejor conocida como “Formiga”

Nacida el 3 de marzo de 1978 en Brasil, desde muy pequeña se interesó por el balón. Dunga representó el norte para ella. Su amor por la pelota y su gran talento pronto llamaron la atención de la gente de futbol, lo que tuvo como consecuencia que ingresara al deporte a los doce años.

Te puede interesar:

https://apuntesderabona.com/2019/05/09/las-claves-de-la-final-de-la-liga-mx-femenil/

Su debut se dio en el São Paulo en 1993. No pasó mucho tiempo para que fuera llamada a la Selección de Brasil. Con solamente 17 años, fue parte de la escuadra que asistió a la Copa del Mundo de 1995. Durante aquel mundial, el combinado brasileño no logró superar la fase de grupos en la que se enfrentaron a Japón, Suecia y Alemania. Para el siguiente año, Formiga ya era una pieza regular dentro de la Canarinha. Fue parte de la Selección que asistió a la primera edición de las Olimpiadas en las que hubo futbol femenil. En este torneo lograron llegar a la semifinal, aunque al final fueron echadas por China, equipo que terminó por ser campeón.

El primer llamado a la Selección

De aquí en adelante, la brasileña no dejó de representar a su país de manera constante, pasando de ser una joven promesa a uno de los emblemas de su país. Durante los siguiente años la convocatoria de Formiga a todos los Juegos Olímpicos no se hizo esperar. Es la única jugadora que ha disputado cada uno de ellos desde que se instauraron en 1996. Los resultados que ha obtenido en cada una de las ediciones han sido dispares. Desgraciadamente, no ha logrado hacerse con la medalla de Oro, sin embargo consiguió un par de preseas de plata, en Atenas 2004 y Beijing 2008.

También podría interesarte: Récords de asistencia en el futbol femenil, retos y realidades

Por su parte, en los mundiales ha logrado estar presente en siete Copas Femeniles del Mundo. A diferencia del combinado brasileño masculino, en el futbol femenil, el Mundial sigue siendo una cuenta pendiente con su afición. Sin embargo han estado bastante cerca del trofeo más importante. En Estados Unidos 99 alcanzaron el tercer lugar, mientras que para China 2007 llegaron hasta la final, donde fueron vencidas por la Selección Alemana, con un marcador de 2-0.

El futuro para Formiga

Tras los Juegos Olímpicos de 2016 la brasileña anunció que se retiraba de su Selección. Sin embargo esto realmente fue una breve pausa, ya que volvió a los campos en la Copa América. Actualmente está convocada para el Mundial Femenil de Francia 2019, con lo que llegará a los siete mundiales, superando a cualquier otro ser humano. Sin embargo las cosas parecen no ir del todo bien para su Selección, ya que durante los últimos meses ha ligado una gran cantidad de derrotas de manera continua.

Formiga es una de las jugadoras más constantes dentro de su equipo y con mayor calidad. Esto a pesar de que ya tiene una edad en la que la mayor parte de las personas que practican algún deporte se han retirado (cuenta con 41 años cumplidos). Incluso a principios de este 2019 trascendió que el PSG, equipo en el que milita actualmente, renovó su contrato, por lo que estará por lo menos un año más activa.

Formiga tiene una historia que poco envidia de los jugadores varones que han logrado llegar a los cinco partidos. No es posible encontrar razones para que al momento de nombrar a las personas con más mundiales jugados, su nombre sea omitido.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios