La Copa Oro  ya está aquí, y la Selección Mexicana se medirá frente a potencias de la talla de Canadá, Cuba y Martinica. Acá la pregunta es, si todo el mundo le hace el feo a la Copa Oro, ¿por qué México nunca de los nunca se ausenta? Como podrán imaginarse, hay algunos motivos económicos  de por medio. En esta edición habrá varios cambios. En primer lugar se jugará en tres sedes distintas: Estados Unidos, Jamaica y Costa Rica. Además, será la primera ocasión en la que se juegue con 16 equipos.

Te puede interesar: Las tres caídas de Neymar

El Tri es el máximo ganador histórico, saliendo en siete ocasiones campeón, por lo menos en el tiempo que se lleva llamando Copa Oro. En la etapa previa, en la que llevaba el nombre de Copa Concacaf, logró otros tres campeonatos. Sí, milagrosamente y contra todo pronóstico, México es potencia en una competencia. En la Copa Oro, al ganador se le otorga 1 millón de dólares. Aquí encontramos una primera razón para asistir más allá de la calidad del certamen. Conoce las demás razones aquí.

Comentarios