Víctor Moses

El actual jugador del FC Spartak de Moscú, llegó a convertirse en un hombre importante para el Chelsea en donde ganó varios títulos durante la etapa de Antonio Conte. Sin embargo, el africano vivió una situación complicada en su país al perder a sus padres a los 11 años. Víctor Moses nació el 12 de diciembre de 1990 en Lagos, Nigeria.

Sus padres –Austine y Josephine Moses– eran misioneros que formaban parte de un movimiento indígena de plantación de iglesias en el país africano. Así que los primeros años para Víctor era de una estricta fe cristiana.

También, tenía una pasión por el futbol, pues anhelaba con ser una estrella del balompié. Todas las tardes salía con sus amigos a jugar con la redonda. “Sin zapatos, solo con los pies descalzos, alguien tiró una pelota y comenzamos a jugar”.

Imagen
Víctor Moses

La noticia que le cambió la vida

Una tarde -como era habitual- salió con sus amigos a jugar futbol, para después esperar el llamado de su padre y hacer la tarea; algo que nunca llegó. El tío de Víctor fue a darle la noticia de que sus padres habían sido asesinados por jóvenes musulmanes. El motivo: los padres de Moses eran líderes principales de un movimiento cristiano. También, le dio aviso que él era el siguiente en ser asesinado, así que el nigeriano escapó y se escondió mientras las cosas se calmaban.

Leer más: Nigeria, la mina de oro de África

Guerra religiosa y Ley la Sharia

En 2002, el Estado nigeriano de Kaduna vivía por tensas situaciones. El gobernador de Kaduna anunció la introducción de una ley islámica (Ley la Sharia), el cual las normas afectaban a la población no musulmana, perjudicando también a la religión cristiana.

El descontento por parte de los cristianos generó una serie de movimientos en contra de la ley. La Asociación Cristiana de Nigeria (CAN), fue la principal organización que encabezaron dichos movimientos; los padres de Moses eran lideres de la protesta. Los jóvenes musulmanes se enfrentaron a los protestantes. Se vivieron olas de violencia y destrucción de febrero a mayo. Como resultado, hubo varios heridos y muertos.

La llegada a Londres

Con la muerte de sus padres y la persecución en su contra, Víctor Moses decidió huir del país. El gobierno británico intervino en el conflicto y aceptó a varios refugiados dentro del Reino Unido; este fue aceptado y se mudó a Londres donde una familia al sur de la ciudad aceptaría la responsabilidad de cuidarlo. “Inglaterra a primera vista parecía el cielo…sentí que podía ver a mis padres allí…era un lugar completamente desconocido para mí…en algún lugar tan lejos de Kaduna, a mi llegada, no conocía absolutamente nadie allí”.

Del Cosmos FC al Chelsea

El nigeriano asistió a la Escuela Secundaria Técnica Stanley South Norwood. Participó en el equipo de su escuela para posteriormente ser fichado por un club de la liga juvenil de Tandrige, el Cosmos FC. Su buen paso por Cosmos hizo llamar la atención de un club – en ese entonces de segunda división- el Crystal Palace. Fue fichado por el club inglés a los 13 años de edad.

Te puede interesar Casemiro: la mejor hacha del condado

“Un jugador que puedes conseguir con una oportunidad entre un millón…era como un Cristiano Ronaldo”, afirmó el primer entrenador de Moses, Tony Loizi. Su gran paso por las inferiores (ganando varias copas y anotando más de 100 goles) lo llevaron a debutar con el club en la temporada 2007-2008. En 2011 sería comprado por el Wigan Athletic, el cual, tras buenas campañas lo llevaron al Chelsea en la temporada 2012-2013. Allí -bajo el mando de Antonio Conte- alcanzaría su mayor exponencial.

Selección Nacional

A pesar del sufrimiento que vivió en su país y con la oportunidad de representar a Inglaterra, Víctor Moses decidió jugar para Nigeria. En 2012 debutó con las Super Águilas, donde se proclamaría campeón de la Copa Africana 2013. En 2018 anunció su retiro de la selección absoluta.

Hay recuerdos que nunca se borran y personas que nunca se olvidarán. Víctor Moses no olvida el momento tan doloroso que vivió a sus 11 años. En cada celebración, el jugador levanta la mirada al cielo y recuerda a sus padres que fueron asesinados en Kaduna.

Por Carlos Onchi / @carlos_onchi

Comentarios